Jesús Almagro abre Canseco y Mesteño en el NH Collection Palacio de Tepa

El nuevo espacio gastronómico de Jesus Almagro, Canseco y Mesteño.
El nuevo espacio gastronómico de Jesus Almagro, Canseco y Mesteño.

Canseco y Mesteño es el nombre elegido por el chef Jesús Almagro para su nuevo espacio gastronómico ubicado en el hotel NH Collection Palacio de Tepa en Madrid.

El primer proyecto en solitario del chef madrileño se integra en la cadena NH Hotel Group para dar rienda suelta a su creatividad en un palacio del siglo XIX del centro histórico de Madrid, en el Barrio de las Letras.

El nombre elegido para el proyecto es una combinación de dos conceptos que definen el carácter y la cocina del chef y el nuevo espacio. Antonio Canseco fue un relojero del siglo XIX que construyó uno de los primeros relojes sin pesas, patentando su “sistema Canseco”.

Las ruedas dentadas de un reloj evocan ese trabajo de precisión milimétrica y de cuidado por los detalles de la cocina de Jesús Almagro y que en este espacio se muestran en una carta informal para la barra, con platos de en formato más reducido o para compartir. Los platos “Con Solera” incluyen tapas clásicas como la ensaladilla o las croquetas; las más innovadoras en “Con Evolución”, como la Mazorca de foie grass y maíz frito; “Un Toque Marino” para los pescados y mariscos con las Vieiras con naranja, limón e hinojo entre los platos estrella. También queda lugar para “Un Toque Verde” y “Espacio de Pucheros” donde no faltan la Menestra de verduras ecológicas de antojo con jugo de jamón o las Verdinas guisadas con bacalao y pasas. Para la carne el “Espacio de Tierra” con el Jarrete de cerdo lacado con boniato y cúrcuma entre otros y para acabar el “Espacio dulce” con Yogur quemado y fruta de la pasión entre las muchas opciones.

Por su parte, Mesteño es el nombre elegido para el restaurante gastronómico, en honor al caballo salvaje que dio origen a los mustang americanos. En este espacio Almagro dará rienda suelta a su creatividad, pondrá toda la fuerza de este mesteño en una propuesta a base de una pequeña carta y dos menús degustación: Mesteño y Gran Mesteño.  Entre sus opciones el Jugo cremoso de cebollas, sémola carbonara o el Pato azulón asado y guisado.

La cocina estará basada en el producto de temporada, el respeto por el mismo pero con toques atrevidos y una técnica muy depurada que evocarán al comensal la tradición de Canseco y la libertad de Mesteño.