Joan Borrás renuncia a su estrella Michelín

Así, desde este mes de octubre, cerrará el piso de arriba de su local, para convertirlo en una sala de café o celebración de reuniones. Mantendrá como comedor la planta baja, donde cocinará para una sola mesa, de entre 6 y 18 personas, para comidas y cenas. Y solo trabajará con reservas.l RN