Juan Ángel Rodrigálvarez

Dividido en categorías, este año, el Premio Torreblanca al mejor repostero-pastelero de 2010 ha recaído en el riojano Juan Ángel Rodrigálvarez, quien destaca por su creatividad, innovación constante y una técnica preciosista en la presentación, adquiridas tras varios años al frente del Obrador de Vía V Viena, una pastelería de culto en La Rioja. De la mano de su padre, el pastelero Jesús Pellejero, Juan Ángel inició su carrera profesional a los 15 años en el negocio familiar, completando su formación junto a Paco Torreblanca, primero, y, más tarde, en algunos de los más prestigiosos obradores parisienses, como Fuchon y a Le Notre, experiencia que más tarde plasmó en Vía V Viena.