Julián Álvarez representará a España en el World Chocolate Masters 2007

El jurado del concurso nacional, formado por personalidades relacionadas con el chocolate y la repostería como representantes del Espai Sucre (Barcelona), el pastelero Paco Torreblanca, o el panadero Joan Baixes, entre otros, valoraron tres factores: el técnico, el artístico y la degustación. En este caso, los concursantes debían confeccionar a lo largo de diez horas, cinco elaboraciones con chocolate: una pieza artística de creación, cincuenta bombones de corte bañados in situ, cincuenta bombones moldeados, un pastel y un postre misterio, en el que los ingredientes se descubrían al principio del concurso para todos. Según la responsable de marketing de Barry Callebaut, Marta Juanola, “el modelo de concurso se rige mucho por el internacional, con el objetivo de potenciar la creatividad del concursante, la habilidad, la agilidad y el dominio de los ingredientes”.

El segundo puesto del certamen nacional fue para una mujer, Kyoto Fujimoto, de la pastelería Totel de Elda (Alicante). Precisamente, ella era la única concursante femenina del certamen nacional. Sin embargo, en la final internacional del World Chocolate Master la participación femenina es mayor. “El nivel en la final es muy alto, y normalmente suelen ganar los belgas, italianos o incluso los japoneses, que tienen un alto nivel, sobre todo en lo artístico”, añade Juanola, quien destacó que en esta segunda edición del certamen “se ha visto que cada vez los concursantes vienen con más nivel, porque saben que es una gran oportunidad, un trampolín incluso internacional, porque el ganador será visto por los mejores maestros chocolateros del mundo”. l
I. de G.