Just Eat cerró 2016 con un incremento del 52% en sus ingresos

Just Eat cerró 2016 con un aumento de los ingresos del 52% hasta alcanzar los 435,8 millones de euros y un EBITDA subyacente que creció un 93% hasta los 133,7 millones de euros.

El aumento de ingresos vino determinado por un incremento del  42% en los pedidos hasta llegar a los 136,4 millones.

En este sentido, Just Eat procesó pedidos el año pasado por valor superior a los 2.900 millones de euros para sus restaurantes socios.

Según la compañía, los usuarios activos aumentaron un 31% hasta los 17,6 millones, mientras que los pedidos realizados a través de dispositivos móviles continuaron creciendo, llegando al 73% del total.

Por otra parte, en línea con la estrategia del grupo por ser líder de mercado, Just Eat adquirió e integró negocios en Italia, España y México durante el año y en diciembre anunció la adquisición de SkipTheDishes en Canadá. La propuesta de adquisición de hungryhouse en el Reino Unido también se anunció en diciembre, y sigue pendiente a su aprobación por parte de la Autoridad de Competencia y Mercados de ese país.

A pesar de las inversiones previstas en 2017, la compañía espera un crecimiento tanto en los ingresos como en el EBITDA subyacente de entre 556,8 – 574,2 millones de euros y de 182,1 – 189 millones de euros, respectivamente.