KFC activa el delivery con Resto-In en Barcelona

El pollo rebozado según la fórmula secreta de la marca sigue y seguirá siendo el protagonista de la oferta de KFC.
El pollo rebozado según la fórmula secreta de la marca sigue y seguirá siendo el protagonista de la oferta de KFC.

KFC y Resto-In han firmado un acuerdo para distribuir en Barcelona los platos de la cadena especializada en el auténtico #PolloPollo al estilo de Kentucky a cualquier parte de la ciudad realizando pedidos a través de la plataforma (web y app) especializada en delivery de restaurantes gourmet.

El acuerdo, en marcha desde este mes, pone este servicio a disposición del 90% de los códigos postales de la capital barcelonesa, ya que estará disponible para los KFC de Diagonal del Mar, Sants, Meridiana, Urgell, Fontanella, Gaudí y Paralelo; y de la localidad de Badalona. A ellos se unirá próximamente el restaurante KFC de Hospitalet.

Además, para celebrar el acuerdo, todos los envíos de platos KFC que lleve a cabo Resto-In durante las fechas del Mundial de Fútbol – del 14 de junio al 15 de julio-, serán completamente gratuitos, y los clientes tendrán acceso a productos de la marca en exclusiva.

En palabras de Jesús Cubero, director de Marketing de KFC Iberia, “con esta colaboración damos un paso más en nuestro objetivo de cubrir la demanda de productos a domicilio en toda España. Además, hacerlo con un servicio diferente por su especialización en productos gourmet, nos hace sentirnos aún más orgullosos de la calidad de nuestras especialidades de pollo,pollo”.

Por su parte, Nicolas Vitre, CEO de Resto-in declaró: “Estamos muy orgullosos y contentos de trabajar con uno de los restaurantes más famosos del mundo. Nos han elegido porque tenemos las mejores operaciones del sector. El fast food también tiene que ser fast delivery, y ¡ya hemos entregado pedidos en 7 minutos!”

Este acuerdo es realmente significativo para Resto-In, ya que es la primera vez en sus 6 años de trayectoria en España que la empresa incorpora entre sus opciones la categoría de comida rápida, escogiendo los restaurantes de KFC para estrenarse.

KFC Iberia prevé que en los próximos dos años el 10% de sus ventas provengan del delivery, ya que el pollo recién hecho mantiene a la perfección la calidad durante el transporte. Por tanto, el objetivo de la compañía a corto plazo es ampliar progresivamente las áreas geográficas en las que prestar este servicio, de forma que los consumidores puedan disfrutar de las mejores especialidades de pollo en cualquier parte. Un paso más en la consolidación de su ambicioso plan de expansión en el que contemplan incluir el envío a domicilio como parte de los propios servicios de sus restaurantes.