KFC renuncia temporalmente a su eslogan

KFC continúa con su objetivo de sensibilizar a los usuarios para hacer frente al coronavirus. En esta ocasión, la compañía ha decidido renunciar temporalmente a su reconocido eslogan a nivel global “It’s Finger Lickin ‘Good” con el objetivo de promover una conducta responsable entre sus clientes.

KFC slogan

Teniendo en cuenta las condiciones específicas de cada mercado y tomando decisiones consecuentes en cada país donde la compañía tiene presencia, la prioridad de KFC desde que comenzó la pandemia ha sido garantizar que sus restaurantes pudieran operar de forma responsable y segura. Por eso, conscientes de la importancia de las medidas higiénicas que la situación mundial actual requiere y tras 64 años de historia en los que la cadena de restaurantes ha animado a los consumidores de KFC a disfrutar de su inigualable pollo hasta ‘chuparse los dedos’, la popular marca de pollo da un pasito más contra el coronavirus interrumpiendo temporalmente el uso de este mítico eslogan en su publicidad por sentir que no es el más adecuado en estos momentos.

En todos los mercados

Esta iniciativa que KFC llevará a cabo en todos los mercados que usan habitualmente el icónico eslogan en sus campañas publicitarias, se trata de una medida temporal para alentar a los consumidores a no chuparse los dedos después de disfrutar de esta comida, como medida de prevención frente al COVID-19, el lema volverá con más fuerza que nunca, pero solo cuando llegue el momento adecuado.

“Si hay algo cierto es que nos encontramos ante una situación única a nivel mundial. Las marcas también tenemos que adaptarnos al excepcional momento que estamos viviendo, y en nuestro caso sentimos que tenemos un eslogan icónico que no encaja en el entorno actual”, dijo Catherine Tan-Gillespie, directora de marketing global de KFC. “Por eso, creemos que lo más coherente es interrumpir temporalmente el uso de nuestro lema It’s Finger Lickin ’Good, transmitiendo un mensaje de responsabilidad a nuestros clientes, que pueden tener la seguridad de que nuestro pollo no cambiará en nada”.