La asociación empresarial La Viña, satisfecha con la nueva versión de la ordenanza de terrazas del Ayuntamiento de Madrid

Desde La se ha manifestado que, siendo la hostelería y sus terrazas de veladores un servicio público al ciudadano y al turista, es positiva la ampliación de media hora del horario de cierre de las terrazas anuales en el periodo otoño-invierno. A lo largo de esos meses, el horario quedaría establecido de las 10 horas hasta las 23.30 horas, favoreciendo la cena en dichas terrazas.

Por otra parte, las modificaciones destinadas a las terrazas de carácter temporal que añade la nueva norma suponen flexibilizar la normativa anterior, sobre todo en lo relativo al ancho mínimo de la acera que estaba fijado en los 4,50 metros. Con la nueva norma no se establece un ancho mínimo de acera para colocar la terraza, pero deben quedar necesariamente tres metros libres para zona de paso de los viandantes. Las aceras y zonas peatonales –de menos de seis metros de ancho-, deberán reservar a estos viandantes un mínimo de 2,5 metros.

Respecto a la instalación de toldos verticales translúcidos que protejan la terraza de las inclemencias del tiempo favorecerá, sin duda, el grado de comodidad y confort del cliente en la terraza, apoyado con sistemas de calefacción exteriores.

Según La Viña, la nueva norma se adapta mejor a los usos y costumbres de los ciudadanos, amplía el servicio a los turistas y se acerca al modelo de terrazas implantado ya en grandes ciudades europeas como Roma o París. Sin duda, creemos que esta nueva norma supondrá un hito y una transformación en la fisonomía de la capital.