La cadena francesa Le Kiosque à Pizzas comienza su expansión en España

Uno de los quioscos de la cadena francesa Le Kiosque à Pizzas.
Uno de los quioscos de la cadena francesa Le Kiosque à Pizzas.

La empresa francesa Le Kiosque à Pizzas, dedicada a la elaboración y venta de pizzas artesanales para llevar, inicia su expansión en España tras haber superado los 360 kioscos activos en el país vecino.

La marca, que nació en 2004 de la mano de cuatro emprendedores y propietarios además de 12 kioscos, espera alcanzar este año los 200 puntos de venta en Francia a través de su fórmula de afiliación, además de abrir sus primeros kioscos en España y Portugal.

La oferta de la marca se basa en la calidad, ya que la masa de las pizzas se elabora in situ cada día de manera artesanal con harinas especiales suministradas desde Francia, su cocción se realiza en horno de piedra y cada punto de venta presenta una carta de hasta 40 pizzas clásicas y especiales en dos tamaños para 2 o 4 personas, y opciones individuales como el Kiosquito o el Kiosqui’Part. Además, cada afiliado tiene la opción de diseñar unas 15 pizzas propias con ingredientes locales.

La puesta en marcha de uno de estos kioscos requiere una inversión de 109.900 euros y en torno a otros 10.000 o 12.000 de instalación y obras. El afiliado, que no paga ni canon de entrada, ni royalties, ni canon de publicidad, solo ha de comprometerse a comprar los ingredientes base de la pizza (mezcla de harinas, salsa de tomate, mezcla de quesos y jamón cocido), además de las cajas para las pizzas y el vestuario del personal.

Cada kiosco mide unos 11m2 y se suministra complemente equipado y decorado, con climatización y aseo, listo para ser instalado en una ubicación que previamente ha sido acondicionada con las acometidas necesarias.

En cuanto a la ubicación, se sitúan en zonas estratégicas como aparcamientos de supermercados y centros comerciales, túneles de lavado, estaciones de servicio o en zonas comerciales donde sea posible su implantación, siempre en localidades de más de 8.000 habitantes.

Para llevar a cabo la expansión en España y Portugal, la compañía ha firmado un acuerdo exclusivo con el empresario Thierry Rousset, quien, además de tener experiencia como franquiciado,  ha trabajado en los departamentos de expansión de franquicias como Quick, Burger King, Subway y Dunkin’ Coffee. Rousset ya ha firmado un primer contrato para abrir dos kioscos en Portugal a principios de este año 2017.