La cocina escandinava encuentra un refugio en la Cabaña Marconi

Sin embargo, los toques nórdicos no son los únicos, ya que en su cabaña, los impulsores del local también ponen a disposición de sus comensales platos de otras latitudes, como los típicos Moules à la crème avec frites de Francia y Bélgica, o la Burrata al pesto, típica del sur de Italia.