La confianza de los consumidores alcanza su nivel más alto desde 2010

El Lateralen Arturo Soria.
Ocho de cada diez consumidores volverán a gastar en ocio fuera del hogar cuando mejore la economía.

El nivel de confianza de los consumidores españoles se situó en el primer trimestre del año en su nivel máximo desde 2010, según el último Estudio Global de Confianza de los Consumidores, elaborado por la consultora Nielsen. En concreto, el índice aumentó 4 puntos respecto del anterior estudio hasta alcanzar los 67.

Esta evolución creciente de la confianza es paralela a la tendencia alcista del conjunto de Europa, aunque su ritmo de crecimiento fue menor, solo un punto de mejora respecto al trimestre anterior.

El buen inicio de 2015 de España se debe en buena parte a la evolución del desempleo cuya tasa mejoró en 2014 dos puntos con respecto a 2013, pasando del 25,7% al 23,7%. No obstante, con más de cinco millones de personas desempleadas, la confianza de los españoles se mantiene lejos de las cifras que registran otros países como Alemania (100 puntos), Reino Unido (97) o Países Bajos (89), todos ellos por encima del promedio europeo, según los datos de Nielsen.

Los datos del paro infunden todavía inquietud en los españoles y ocho de cada diez consideran que sus perspectivas laborales a 12 meses vista no son buenas o son malas. Además, para una cuarta parte de la población la seguridad laboral es su primera preocupación frente al 20% que menciona la marcha de la economía.

Esta situación provoca que los españoles busquen fórmulas para reducir gasto y aumentar el ahorro, principalmente a través de las facturas energéticas. No obstante, el principal cambio cuando la economía mejore está relacionado con el ocio fuera del hogar, ya que ocho de cada diez consultados tienen pensado dejar de contener el gasto en esta partida.