La confianza de los consumidores creció 9 puntos en 2015

La confianza de los consumidores finalizó 2015 con un incremento interanual de 9 puntos, situándose en los 72 puntos, aunque entre el tercer y el último trimestre del año registró una caída de tres puntos, según recoge el último Estudio Global de Confianza de los Consumidores de Nielsen.

El consumo en España se enfrenta a un contexto en el que todavía solo una de cada cuatro personas piensa que el país se alejará de la recesión en los próximos doce meses. En este sentido, aún existe un 70% de consumidores que modifican sus hábitos de compra para ahorrar.

Las dos principales vías de ahorro son recortar el consumo de luz y gas (63%) y las salidas de ocio fuera del hogar (60%), seguido del gasto en la compra de ropa (51%). Sin embargo, cuando la economía mejore solo un 22% de los encuestados prevé seguir poniendo freno al entretenimiento, frente a un 47% que seguirá mirando con lupa la factura energética.

Según el director general de Nielsen Iberia, Gustavo Núñez, “la confianza es la locomotora que empuja al consumo y para eso es imprescindible que el paro siga bajando. Al menos los hogares tienen un respiro con un Euribor en mínimos con el que se calcula su hipoteca, o el precio a la baja del combustible. Son unos euros más en el bolsillo y una ayuda siempre bienvenida”.