La crianza riojana

La adopción de la barrica bordelesa y las técnicas enológicas francesas por parte de algunos de los más destacados elaboradores y empresarios riojanos del XIX (Manuel Quintano, como precursor, pero también otros como los marqueses de Murrieta y Riscal) marcó un antes y un después para el vino español. De aquel origen procede un estilo y una forma de entender el vino en el que la madera es parte imprescindible en el resultado tinal, pero también la base de unas normas que hoy se someten a discusión.

En tiempos en los que cada día es mayor la relevancia que se concede a la identidad de los aromas y sabores que posee cada uva concreta, los expertos del vino de muchas regiones del mundo, pero especialmente de Rioja, donde el uso de la madera configura un estilo, se hallan inmersos en un interesante debate acerca de la aportación que la crianza en barrica hace -y sobre todo la que debe hacer- al vino.
¿Por qué un vino de un mal año debe recibir el mismo trato con la madera que uno cuyas uvas procedan de una cosecha ideal? ¿No sería bueno dar a cada uva, a cada cosecha, aquello que necesita, más allá de lo que impone una norma que por ser genérica deja siempre, necesariamente, una rendija abierta a la arbitrariedad? Hoy en día conviven en los mercados los vinos que continúan haciendo uso de las categorías oficiales (crianza, reserva y gran reserva) y aquellos que las ignoran para ofrecer al consumidor vinos distintos. Actualmente es el propio consumidor quien decide, con todo el derecho del mundo -es él, en definitiva, quien paga- si la nueva tendencia hacia sistemas de crianza modulables según el criterio del elaborador le parece más o menos fiable que la apuesta conocida por el envejecimiento dentro de una categoría predeterminada. Afortunadamente, tanto en una caso como en el otro dispone de incontables oportunidades para encontrar vinos de calidad. l

Comercial CBG quiere que el restaurador cree su propia carta de vinos
Barcelona
CBG, distribuidora especializada en productos italianos, ha lanzado un nuevo servicio interactivo para que sus clientes puedan confeccionar su propia carta de vinos a través de la web www.cbg.es. En primer lugar, para acceder a este servicio, Comercial CBG facilitará un código de acceso. Lo siguiente es seleccionar los vinos entre la oferta de la enoteca CGB. Más tarde, el restaurador puede optar por uno u otro diseño para su carta entre una gran variedad de opciones (fondo, color, tipografía…). Los vinos pueden estar agrupados por categorías.

El último paso es editar los textos de cada vino, modificando los datos de los textos predefinidos en la web, si así lo desean, añadir el precio de cada producto e imprimir la carta de vinos personalizada.

Legaris presenta su crianza 2005
La bodega Legaris, situada en la D.O. Ribera del Duero, acaba de presentar su vino Legaris 2005, elaborado a partir de uva Tinta Fina. El vino ha sido clarificado con claras de huevo natural y ha pasado por barricas de roble francés y americano. Ha sido elaborado bajo la atenta mirada del joven enólogo Jorge Bombín, licenciado en enología y especialista en ingeniería de la calidad, quien desde abril trabaja en esta bodega.

Comienzan los cursos del Aula Marqués de Arienzo
El pasado 15 de octubre comenzaron los cursos de El Aula Marqués de Arienzo, la iniciativa de formación que puso en marcha Bodegas Domecq España en 1991 para lograr una mejor capacitación de los profesionales del vino y hosteleros. Este curso 2008-2009 se ofrecerán, además de las jornadas de formación itinerantes a clientes y consumidores, los cursos en bodega acerca de la vendimia y la variedad de uva chardonnay. Otra novedad de esta temporada es la organización de cenas de maridaje guiadas, especialmente dirigidas a los consumidores finales.