La división de catering de ISS facturará más de noventa millones de euros

Su periplo EN RESTAURACIÓN es reciente pero igualmente prometedor. En diciembre del año pasado, ISS España se introdujo en las colectividades con la compra de Rocha Catering (80 millones de euros de facturación) a la que se acaba de unir en septiembre la vallisoletana RV Catering (12 millones). Ahora ISS anda buscando nuevas adquisiciones dentro del sector.

La división de restauración, en la que a pesar de su reciente estreno trabajan unas 2.000 y ofrece ya cerca de 100.000 comidas diarias, “tiene vida propia”, afirma Joaquín Borrás, presidente de la firma en España, quien añade que ISS es “una empresa muy descentralizada”. Carlos Rocha, el máximo responsable de lo que en su día era Rocha Catering, lo es igualmente de esta área de ISS, ya que para Borrás, “es el que más sabe de su negocio”. Y esa es la postura de esta compañía multiservicios frente a las compras: respeto máximo para que la integración sea lo menos traumática posible. Sólo así, piensa el presidente de la compañía es posible crecer de la manera que lo ha hecho ISS. “Comprar 42 empresas y no hundirte es algo muy extraño”, reconoce Borrás. “El primer día que se hace efectiva la compra – añade – voy a visitar a los empleados, a explicarles quién es ISS y qué es lo que va a pasar. Tratamos de tranquilizar a la gente y darles responsabilidad”.

La idea para continuar avanzando en el sector de la restauración social es que tras hacerse con una compañía de tamaño considerable – en este caso Rocha con 80 millones de euros de facturación -, ir poco a poco añadiendo nuevas adquisiciones, normalmente más modestas, tejiendo así una red lo más extensa posible tanto a nivel geográfico como de servicios. Las recientes incorporaciones van aportando un valor añadido a las existentes. “Vamos construyendo la empresa a base de aportaciones de unos y otros y humildad. Aprendemos de todos”. Como muestra, Rocha está orientada a alimentación en colegios, hospitales y residencias de ancianos. Mientras que RV Catering, que factura unos 12 millones de euros, está fuertemente implantada, además de en estos sectores, en hoteles. De todas formas, Borrás indica que la mayoría de sus clientes pertenecen al sector público, aunque sin descartar entes privados.

Igualmente son complementarias en cuanto a cobertura. Rocha goza de una posición preferente en Cataluña, Levante, Aragón y Navarra; y RV Catering en Asturias, Madrid y Castilla y León. Es previsible que la próxima adquisición pueda estar en Comunidades a las que prácticamente no ha llegado ISS Catering (así se llamará esta joven división) como Galicia o Andalucía.

¿Quién dijo crisis?
En 2007 la facturación de la compañía ascendió a 507 euros y para este 2008 se espera alcanzar los 612 millones. Mucho de este crecimiento, aclara Borrás, se debe a las adquisiciones. Sin embargo, la división de catering será de las que experimentará un espectacular crecimiento orgánico (teniendo en cuenta el panorama exterior) del 20%. “El resto de servicios no crecerán tanto”, puntualiza Borrás, quien, no obstante, asegura que la crisis se hace patente: “Se nota en clientes que te pagan peor. Te presionan más y tienes que espabilar para mejorar. No hemos perdido rentabilidad, porque casi todo es exprimible”. Pone como ejemplo el caso de los servicios de limpieza de El Corte Inglés, que han pasado de realizarse como trabajo nocturno a horario diurno. “Así haces dos favores: a los empleados, a los que les facilitas el hacer una vida normal, y a El Corte Inglés, al que rebajas el precio de la limpieza”. En lo respectivo a restauración social la solución, cree el presidente, vendrá de la mano de la cuarta y quinta gama que está empezando a utilizarse en los centros. “Necesito menos gente, sin perder calidad, además de que todo se homogeiniza”.

Estos platos preparados provienen de la cocina central R5G, propiedad de Carlos Rocha, en la que ISS no tiene participación, aunque sí un acuerdo de suministro. R5G aporta productos elaborados en ración individual o multiración. En la unidad central de producción, situada en Pobla de Lillet (Barcelona), dan salida a siete toneladas al día de platos preparados para varios clientes de restauración.

Desde 1999, cuando comenzó a operar en España con un único empleado (el propio Joaquim Borrás), la compañía ha pasado a tener 30.000 empleados en España, aumentando su facturación anual a un ritmo del 16% anual durante los últimos cinco años (8,2% de crecimiento orgánico).

Actualmente toca sectores de lo más diversos, dentro de los servicios: limpieza, control de plagas, higiene ambiental, mantenimiento, refrigeración, catering, jardinería,… Está presente en todo el territorio nacional, con cincuenta oficinas propias y presta servicio a más de 13.500 clientes.

En el mundo, ISS posee una plantilla de 438.000 empleados repartidos por cincuenta países. l
Elia García

La RSC que todo lo impregna
Sin hacer apenas ruido, desde sus inicios, ISS España ha hecho de la integración y el compromiso social uno de los puntales de su crecimiento. “La responsabilidad social en ISS no es una moda pasajera, sino una creencia que forma parte de nuestros valores y de nuestra cultura empresarial”, afirma Joaquim Borrás, presidente ejecutivo de la firma. La labor desarrollada en este campo le ha valido la obtención de la certificación SA 8000, siendo la primera empresa de su sector que consigue esta norma con validez para todo el territorio nacional.

Al ser una cuestión estratégica, el RSC impregna todas las políticas empresariales, comenzando por los recursos humanos. De los 30.000 empleados que la firma posee en España, 900 son discapacitados (por estricto requerimiento legal, serían 600). Todos ellos trabajan en igualdad de condiciones que el resto de empleados, tanto en responsabilidades como en salario. Del mismo modo, ISS apoya la integración de los inmigrantes, que en la actualidad representan el 13% de la plantilla y dispone de un protocolo especial contra el acoso laboral y otro para víctimas de la violencia de género. Borrás explica uno de los puntos fundamentales de éste último: “A las mujeres maltratadas les garantizamos trabajo en cualquier lugar de España o el extranjero, de inmediato y sin coste alguno para ellas”.

ISS España patrocina eventos como el Miting Internacional para Atletas discapacitados de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) y los Juegos Paralímpicos de Girona 2007.

Otros pilares básicos de la estrategia de ISS son la conciliación de vida familiar y laboral y la formación de empleados a la que el pasado año se destinaron 194.000 horas para 4.125 alumnos.

La última iniciativa de compromiso social, puesta en marcha en abril de 2007, es la fundación “Una sonrisa más”, fruto de la alianza entre ISS España, la Federación estatal de actividades diversas de CCOO y la Federación Estatal – que promueve la generación de empleo en países en vías de desarrollo. Para que toda la empresa se sienta responsable de este proyecto, la Fundación está financiada con los fondos que, de manera voluntaria, aportan los trabajadores de la propia empresa (2.000 socios en la actualidad). La entidad ha impulsado así, junto a la Fundación Codespa, la creación de seis microempresas en Ecuador, que aportarán ingresos fijos a 371 familias, entre otros proyectos.

El compromiso medioambiental de ISS se materializa en la reducción y reciclaje de los productos utilizados, la no admisión de productos de consumo que agradan a la ecología y un firme compromiso en la implantación de las políticas ambientales más avanzadas en toda su organización.