La gastronomía cántabra encuentra en La Maruca un nuevo aliado en Madrid

En pleno barrio de Salamanca, en la calle Velázquez, La Maruca, que ha cogido su nombre de una playa cántabra, estará abierta desde ahora desde las 8 de la mañana hasta las dos de la madrugada de forma ininterrumpida para dar servicio durante las horas del desayuno, almuerzos, afterwork, cenas y copas.

El encargado de desarrollar el proyecto ha sido el estudio de arquitectura Zooco. El local está dividido en dos plantas y su ticket medio se sitúa entre los 25 y los 30 euros.