La hamburguesería argentina Deniro anuncia su llegada a España

Deniro basa su propuesta en las hamburguesas elaboradas con carne de entraña.
Deniro basa su propuesta en las hamburguesas elaboradas con carne de entraña.

La cadena argentina especializada en hamburguesas de entraña Deniro planea abrir en España hasta 20 restaurantes en los próximos 5 años de la mano del grupo Talentchef, consultora española especializada en soluciones globales de Food & Beverage.

Deniro nació en 2017, fundada por dos amigos, Nicolás Sánchez y esteban Siderakis, quienes tenían un objetivo muy claro: crear un producto novedoso y rico y accesible a todos los públicos. Una “burga” (como la llaman) elaborada a partir de carne de entraña, un corte típico de las parrilladas argentinas, que lograse acercar una experiencia gastronómica de calidad a nuevos públicos.

Desde entonces y hasta el día de hoy, Deniro no ha parado de crecer, contando ya con más de 20 restaurantes, varios locales en fase de apertura, su propio centro de producción y más de 200 empleados.

La enseña presenta una variedad de hamburguesas para todos los gustos, pan “de verdad” y salsas elaboradas a partir de recetas propias y originales, además de una experiencia basada en la arquitectura sensorial los locales y la propia carta, que va un paso más allá y ofrece una propuesta específica de cervezas artesanas para cada hamburguesa.

En España, la marca seguirá el mismo modelo operativo, trabajando con productores locales, materias primas de proximidad cumpliendo con los más elevados estándares de calidad y materiales sostenibles. Para Deniro, el compromiso con la sostenibilidad no es “postureo”. La marca trabaja duro para minimizar el impacto sobre el medio ambiente y lo hace de manera muy pragmática, “menos es más”. Reduce el packaging a su mínima expresión y utiliza solo los elementos necesarios para conservar y mantener sus productos en condiciones óptimas, tanto en local como en delivery.

Talentchef y Deniro estiman abrir 20 restaurantes durante los próximos 5 años. Se están analizando ciudades como Madrid, Barcelona o Bilbao, varias capitales de la mitad sur del país y las islas, como posibles ubicaciones para un primer restaurante. El desembarco en el resto de Europa se plantea como una segunda fase de expansión para los próximos cinco años.