La hostelería impulsó al capital riesgo durante el año 2006

Así, gracias a operaciones como la de Telepizza o la llevada a cabo en julio de 2006, protagonizada por el Grupo Vips, que daba acceso a su capital social a Goldman Sachs –compraban el 30% de la marca-, la hostelería era el sector al que más inversiones por parte del capital riesgo se destinaban el año pasado: un 23%, o lo que es lo mismo unos 624,45 millones de euros. A la hostelería le siguieron el sector servicios (un 13% de la inversión), y los productos y servicios industriales (un 11%). No obstante, en cuanto al número de operaciones, el sector de la informática fue la referencia, acumulando el 16% de las mismas.

Grandes transacciones
“Pero el dato de la hostelería no es significativo, o algo que pueda considerarse constante, afirma Dominique Barthel, directora general de ASCRI, ya que a lo largo de los años, el sector favorito del capital riesgo varía muchísimo. Este año, la hostelería ha significado el 23% de la inversión porque se han dado en ella operaciones muy relevantes, como las de Telepizza o la de Vips, que se han situado entre las diez primeras del año. En 2005, sin embargo, el porcentaje de la inversión en el sector fue de poco más del 2%”.

En cualquier caso, como MBO (recompra de títulos por parte de miembros del accionariado), o para costear proyectos de expansión, parece innegable que el capital riesgo se ha convertido en una herramienta de financiación para la hostelería española, ya que Telepizza o Vips no son los únicos en contar con una de estas compañías en su accionariado. Lo mismo puede decirse de Grupo Zena (controlado por CVC e Inveralia), Café & Té (3i), o recientemente Taberna Bocatín (la sociedad gestora Clave Mayor ha adquirido parte de su capital social), porque dentro de todos los campos de actividad hay algunos que son más propensos que otros a la hora de que el capital riesgo entre a formar parte de su sistema financiero.
“La restauración es un sector en el que hay mucho movimiento, además de buenos proyectos en cuanto a crecimiento y rentabilidad. Explica Barthel. Por eso no es de extrañar que en uno u otro momento el capital riesgo haya estado presente en compañías como Rodilla, Tabernas Lizarrán –antes de ser comprada por Comess era propiedad de Nazca Capital-, o en diversas bodegas”. l

Características del Capital Riesgo
• Es un instrumento de financiación por el que la empresa que recibe los fondos obtiene una provisión de recursos para el comienzo o desarrollo de su actividad.
• La compañía que otorga el capital adquiere una participación minoritaria en el capital social de la empresa objeto de la inversión, a través de la compra de acciones.
• El tipo de empresas en las que se invierte, normalmente son de pequeña y mediana dimensión, porque son las que mayores posibilidades de expansión y desarrollo ofrecen. La mayor parte de las operaciones se concentran en torno a empresas de menos de 100 trabajadores y que facturan entre uno y cinco millones de euros.
• La inversión se suele dirigir a sectores que emplean innovaciones de diverso tipo: por ejemplo biotecnología, biogenética, hostelería y ocio.
• La inversión va destinada hacia empresas que se encuentran en fase de crecimiento o arranque.
• La sociedad inversora asume unos riesgos mayores de los que normalmente está dispuesta a asumir una entidad crediticia. Si la operación sale mal, pierde el dinero invertido.
• Para los inversores en capital riesgo, la contrapartida es la obtención de elevadas plusvalías por la posterior venta de su participación.
• El tiempo medio de permanencia del capital riesgo en la empresa invertida es de cuatro o cinco años.
• Antes era el Capital Riesgo el que buscaba la empresa para invertir. Actualmente, esto se sigue dando, pero también es normal que las propias empresas interesadas recurran a las firmas de capital riesgo a través de mediadores: bancos, asesores legales, auditoras,etc. l A.I.G.