La hostelería crecerá un 4% este año empujada por el consumo diurno

La cerveza sigue siendo un año más el motor del consumo en la hostelería española.
La cerveza sigue siendo un año más el motor del consumo en la hostelería española.

Los españoles siguen sin faltar a su cita con la barra del bar, de tal modo que se prevé un crecimiento de la hostelería del 4% este año, según el informe “La nueva comanda” elaborado por Nielsen.

Este incremento se justifica especialmente por la evolución de las cifras del primer semestre del año, y especialmente del llamado consumo diurno, ya que los españoles prefieren salir ahora con la luz del día y no con las luces de la noche.

De este modo, y hasta junio, el consumo diurno creció un 6%, especialmente gracias a las “cañitas”, con un 8% de incremento. Es también llamativo cómo los españoles vuelven a pedir agua en el bar, hasta un 8% más. De hecho, el consumo en todas las categorías de bebidas crece durante el día, al contrario que en la noche, donde las bebidas alcohólicas de alta graduación y los refrescos caen. En los seis primeros meses del año, ambos descendieron un 3% y un 2%, respectivamente. Por el contrario, los gin tonic, vodka o whisky registraron en total un 4% de incremento en horas diurnas.

Estas cifras tienen su reflejo en la apertura de negocios, que ya rozan los 255.000 en todo el país. Si bien los más numerosos son los restaurantes y bares tradicionales (228.600 locales), lo cierto es que las más dinámicas son las cadenas de restauración organizada, que crecen un 13% desde junio de 2015 y suman ya 8.000 establecimientos. Por el contrario, discotecas y pubs siguen a la baja (-3% en los dos últimos años).

Ahora bien, la hostelería, consolidada su recuperación tras la crisis, encara retos como el aumento de la frecuencia de consumo, ya que la mejora de los datos de empleo no va aparejada a la de la renta. De esta manera, hay momentos de consumo que deberán recuperar el pulso como la noche u otros igualmente icónicos como los “juernes”, o bien potenciar otros emergentes como el brunch o el afterwork.

Al mismo tiempo, y gracias a la irrupción de la tecnología y de internet, un restaurante puede poner ahora también su mesa “en casa” del cliente. Es la hostelería online, que crece en entregas en torno al 8%, y es otro de los motores de crecimiento del sector, irrumpiendo en un espacio tradicionalmente ligado al gran consumo, es decir, comer en casa lo que se compra en un supermercado o hipermercado.

Por otro lado, el sector debe atender no sólo al precio, sino a otros factores que son decisivos a la hora de elegir un local u otro. Lo primordial es el producto, es decir, la calidad es decisiva para un 27%, mientras que el servicio y el propio local lo son para un 22% y un 20%, respectivamente. Y a todo ello hay que sumar el precio, ya que para un 23% es determinante. No obstante, los españoles siempre buscan la relación calidad precio, por lo que si la experiencia lo vale, el precio a pagar lo percibirá como justificado.