La Internacional de la restauración moderna

Leaders Club lleva agrupando desde principios de los años noventa a directivos y expertos en food-service. Primero fue en Francia y luego en otros diez países más.

Tras las organizaciones siempre hay profesionales que las mueven y dotan de contenido. Este es el caso de Daniel Majonchi y Jean Georges Plonner en Leaders Club. El primero desde Francia y el segundo desde Alemania. Ellos han reunir a más de mil personas en el emblemático Teatro Marigny de los Campos Elíseos, con toda una crisis del gobierno Villepin por medio, debido al contrato de primer empleo (algo que toca de lleno al sector de la hostelería).

Respaldo institucional
En presencia de delegaciones de Leaders Club procedentes de Alemania, Bélgica, Dinamarca, Italia, Inglaterra, España y Marruecos, Frederique Lardet inauguró el acto dando paso al ministro de Industria que respaldó la convocatoria y puso de relieve la importancia del sector en la economía francesa, pese a los dossiers abiertos que se están negociando con los dirigentes del sector (empleo, IVA, horarios…).

Daniel Majonchi, con las dotes de comunicación que le caracterizan, condujo el acto de nominación de ganadores, dando entrada a la intervención de los patrocinadores del acto. Representados por sus directores generales, a los patrocinadores no les dolieron prendas por reafirmar su confianza en el sector restaurador. Espléndidas, por cierto, las intervenciones de Heineken, Nestlé Waters, Pomona, Bonduelle y Pepsico.

Lo más granado
Las intervenciones de los patrocinadores se combinaron con las de algunos expresidentes de Leaders Club, todos ellos pesos pesados de la restauración moderna francesa, como Chenet, Donat, Pourcel, Begué…También con las de reconocidos emprendedores de la talla de Picard (Bufallo Grill) o Louis Le Duff (La Brioche Dorée). Se añadieron además jóvenes chefs y otros más adultos, como Dominique Tougne, quien narró en directo desde Chicago las experiencias en su restaurante Bistro 10, donde sirve una media de mil servicios díarios, con una facturación anual de siete millones de euros y un margen de beneficio del 20%. Y no faltaron tampoco, como no, los spots de los ocho conceptos de restauración seleccionados, cuyos directivos fueron entrevistados por reconocidos colegas de la restauración francesa, en torno a diversos aspectos relacionados con el desarrollo de sus negocios.

Finalmente, el público eligió a los tres ganadores de Les Palmes, cuyo perfil responde a la tendencia de una adaptación a las nuevas costumbres de la sociedad francesa y, por ende, de la europea, bien resumida por el propio Majonchi en su decálogo eating parade.

El evento, pura exaltación de lo que los restaurantes aportan a la economía de una sociedad post-industrial como la francesa, constituye el inicio de una nueva etapa de este movimiento profesional, que camina hacia convertirse en una auténtica “Internacional de la Restauración Moderna”. Al menos eso reconocieron todas y cada una de las distintas delegaciones internacionales de Leaders Club. l