La Mariterranea busca expandir su cocina española por el mundo

La Mariterranea abrió sus puertas en julio de 2015 en la paradisíaca isla de Formentera, convirtiéndose en pocos meses en un lugar de encuentro en la isla y un restaurante donde disfrutar de sabores exquisitos, siempre sobre una base tradicional mediterránea, materias primas de calidad y denominación de origen.

La Mariterranea
Foto: La Mariterranea.

Sus fundadores, Pilar Jorcano y Antonio Posillipo, crearon un concepto nacido de su ilusión y convencimiento de que la cocina española constituye por sí misma y sin artificios una mezcla de propuestas y sabores difícilmente superables. Se trata de una cocina para todos los públicos y todos los gustos.

Dados sus orígenes valencianos, el arroz ocupa un lugar prioritario en su carta y la paella es la reina de la casa. De hecho, goza de un sello de calidad concedido desde el Consejo Regulador de la denominación de origen “Arroz de Valencia”.

La Mariterranea tiene un diseño con reminiscencias marineras, así como colores que transportan al verano y a los sabores y olores de esta época del año. Tomando el azul y blanco como base, respira naturalidad y limpieza, gracias a la madera clara de su mobiliario y al suelo porcelánico y claro de su salón y terraza. Aderezan su decoración con mensajes que invitan a vivir la vida y disfrutarla.

La Mariterranea quiere compartir su éxito con franquiciados

La gastronomía española es, a nivel mundial, sinónimo de buen comer. Por eso, La Mariterranea ha elegido la franquicia como fórmula de crecimiento nacional e internacional, con el fin de hacer partícipes de su éxito a todos aquellos empresarios que deseen poner en marcha su propio restaurante de cocina española, valiéndose para ello de la experiencia y el saber-hacer de su negocio.

La Mariterranea
Foto: La Mariterranea.

El franquiciado recibirá formación inicial tanto a nivel operativo como en el plano de gestión, capacitándole no sólo para gestionar adecuadamente sus restaurantes, sino también para desarrollar la marca dentro de su país. Posteriormente y durante toda la trayectoria de la franquicia, el impulso, soporte y colaboración de la marca con el franquiciado será continua.

El éxito de La Mariterranea no es fruto de la buena suerte, sino producto del amor a la maravillosa gastronomía española y consecuencia lógica de la dedicación de un equipo de profesionales con un conocimiento que va más allá de la cocina.

¡Más noticias del sector de la hostelería aquí!