La Mie Câline, buenos bocadillos con excelente pan

Con unas ventas globales de 110 millones de euros en 2008, 185 locales (la mayoría de franquiciados) y un plan de expansión que ha de conducir a las 300 unidades, tanto en Francia como en el extranjero (España ya cuenta), Barreteau desentraña los misterios de esta nueva enseña en el mercado nacional.
¿Cuales fueron las principales razones de elegir España para la expansión internacional?
Después de algunos estudios de mercado y análisis de modos de consumo, vimos que en España había lugar para nuestro concepto y gama de productos. Además, después de la primera experiencia en San Sebastián -la oportunidad real de nuestra presencia en España- conocimos a nuestros master franquiciados para Cataluña y Aragón, Luís M. Almorin y Delphine Ballandras. Esta pareja franco-española nos sedujo con su proyecto y su personalidad en perfecta adecuación a la filosofía de nuestra empresa: El respeto de los demás, la profesionalidad, la solidaridad, el sentido de la comunicación y la lealtad.
Después de una formación completa, Luís Miguel empezó a buscar locales para abrir su primera tienda. Fue el 16 de junio en Barcelona y en el barrio de Sant Antoni, al lado de su famoso mercado.
¿Cuáles son sus objetivos para España?
Nuestro objetivo es abrir dos locales más, en el plazo de dos años, en Barcelona, donde nos adaptaremos a la demanda, para obtener un modelo comercial y económico, coherente y robusto, para ofrecer a nuestros futuros franquiciados españoles. Además, durante este período, desarrollaremos los servicios que contempla la franquicia y enseñaremos a Almorin y Ballandra el nuevo trabajo de franquiciador. El objetivo es reproducir en Cataluña y Aragón el mismo modelo de servicios que el de Francia.
¿Qué política se sigue con los proveedores?
De momento trabajamos con los homologados en Francia. La italiana Polin nos suministra los hornos y el broadliner Brake, a través de su filial francesa, los ingredientes básicos para nuestros bocadillos, aunque los productos frescos los compramos en Barcelona.
¿Cuál es el perfil idóneo de un franquiciado de la marca?
No hay ningún perfil especial para ser franquiciado nuestro; la gente puede llegar sin conocer nada del pan. Todo se enseña desde la central de la red. Es verdad que la experiencia en el sector alimentario ayuda mucho, pero no es imprescindible.
Ser responsable de local o franquiciado exige un trabajo físico y un sentido comercial muy fuerte, por eso insistimos sobre el hecho de que las personas que quieran tener un local deben tener un flechazo con nuestra marca y estar seguro con la buena elección de su franquiciador. Lo que queremos es el bienestar profesional de nuestros franquiciados.
¿Hay posibilidad de ser master franquiciado?
Sí claro, nuestro objetivo es desarrollarnos mediante master franquicia en otras regiones (Madrid, Andalucía, etcétera). Además, estamos estudiando la posibilidad de implantarnos mediante un master franquiciado en otros países de Europa. Ese modelo da la oportunidad a los emprendedores de desarrollar una marca que ya ha demostrado su éxito con más de 20 años de experiencia y con más de 185 locales. El master franquiciado desarrolla su red de forma autónoma con nuestro apoyo y saber-hacer. A nosotros, nos permite implantarnos en el extranjero más rápidamente y con partners de cultura y de conocimiento adaptados al país determinado.
¿San Sebastián y Barcelona? Nada menos que dos ciudades donde se come y aprecia el buen pan ¿Se seguirán eligiendo ciudades similares o se aceptaran aquellas donde el franquiciado cumpla los requisitos?
Esta claro que queremos seguir nuestro desarrollo en España. Nuestro propio departamento de desarrollo está buscando sin interrupción locales a proponer a nuestros futuros franquiciados. Según nuestro modelo de negocio inicial, tenemos una exigencia muy elevada con la elección de nuestros locales: Centro de la ciudad, calle y emplazamiento de primera categoría; local de unos 140 metros cuadrados mínimo, Longitud de fachada de 7 metros como mínimo, visibilidad importante, proximidad de paradas de autobús o estaciones de metro, etc.
Nuestra estrategia al extranjero es encontrar master franquiciados, sea cual sea la región de España; para que desarrollen, en colaboración con nuestro departamento de desarrollo, sus propias redes de franquicia dentro de un territorio geográfico determinado, respetando el modelo de negocio de la compañía así como sus criterios. De este modo, los Master franquicia de Cataluña y Aragón, se encargarán del desarrollo de su propia red de franquicias, eligiendo sus franquiciados y buscando locales que proponerles, bajo los criterios que contempla nuestra franquicia.
¿Que noción posee La Mie Câline de la evolución de las panaderías y locales similares en España? ¿Conoce la campaña de promoción PAN CADA DIA?
Conocemos el cambio de actitud en España hacia una favorable demanda de bocadillos y mejor pan, lo cual va a permitir el desarrollo de nuestra implantación con más facilidad. Hemos visto las acciones que hacen Pan Cada Día para sensibilizar la gente en la importancia de consumir pan y nos parece muy importante comunicar sus virtudes nutricionales e informar mejor sobre el modo de su consumo.
De su línea de productos, ¿Cual prevé que tendrá más éxito en España?
Me parece que, de momento, la gente entra en nuestra panadería para descubrir nuestros productos franceses, dejándose seducir por las novedades que proponemos. Nuestro producto estrella en Francia es la cookie, a la gente le gusta tanto que algún consumidor ha hecho un grupo de fanáticos en Facebook que tiene mas de 30.000 seguidores. ¡Esperamos que el cookie seduzca tanto al público español!
¿Ofrecen menús a partir de bocadillos y ensaladas; cuáles son los precios medios?
Nuestra política es ofrecer menús y ofertas a precios muy atractivos con productos de alta calidad. Para todo tipo de bolsillo. En el caso de Buen Plan por 3,50 euros, puede tener un bocadillo o una ensalada buen plan con una bebida y una cookie o napolitana. Tenemos también un menú Vit Activ a 5,50 euros con un bocadillo, una bebida y cualquier postre de la gama pasteles o bollería y otros menús a precios muy atractivos. Además, hacemos promociones todos los días sobre familias bollería y pasteles, por ejemplo la Poz.com por 2 euros: cualquier bollería con cualquier bebida de 33 cl o el lote de pasteles: tres pasteles por 4 euros o cinco por 7 euros, etc…
¿La Mie Câline es más panadería con venta para llevar o fast-food de bocadillos?
Nuestra política de vender sólo para llevar viene de la intención de tener una imagen de panadería moderna y no de un restaurante de comida rápida. Esto nos ha permitido tener un concepto “camaleón”: respondemos a los deseos de los clientes en cualquier momento del día. Eso funciona en Francia y hemos decidido traer a España nuestro concepto tal cual, porque nos parece prematuro decidir cambios en él.
¿Cuál es el perfil de los dos franquiciados en España?
Los franquiciados de San Sebastián lo son también de La Mie Câline de Bayona. Desearon abrir una segunda tienda y la oportunidad se presentó en San Sebastián. Se sentían preparados para probar fortuna y abrieron.
Para el local de Barcelona es verdad que Luís Miguel y Delphine no tenían ninguna experiencia en este tipo de negocio pero como he dicho antes, les enseñamos todo. Lo más importante para ellos y para nosotros es que han tenido un real flechazo con nuestra franquicia.
¿Cuáles son las perspectivas de aperturas a corto plazo?
Como señalé antes, nuestro objetivo es abrir otras dos tiendas en Barcelona en el plazo de dos años.
Finalmente ¿Cómo podría traducirse al castellano La Mie Câline? ¿Podría ser la “miga mimosa”?
¡Exacto! La traducción literal sería La Miga Mimosa con el mismo juego de palabras que en francés. Hemos elegido este nombre para expresar no sólo el producto (miga) sino también el aspecto simpático de nuestra atención al cliente (mimosa). Es la esencia del slogan: ¡La Mie Câline te cae deliciosamente bien!

Los modelos de La Mie Câline

Después de más de veinte años de experiencia, los conceptos de la marca La Mie Câline se dividen en varias tipologías. En España se ha puesto en marcha un modelo clásico, pero aún hay más que podrán desarrollarse en breve:
à Table, que consiste en reproducir una tienda clásica, incluyendo una zona de degustación, un drive, y una gama de productos más adaptada a la degustación in situ. Estos locales se sitúan exclusivamente fuera de las ciudades en zonas industriales o comerciales.
en centros comerciales: este concepto es una diversificación del modelo original con una adaptación del merchandising y una zona degustación adecuada al ambiente de una zona comercial. El primero se abrió en Tours, en Francia, y tiene que dar prueba de sus aptitudes para proliferar en otros centros comerciales.
en la carretera: en la actualidad se negocia con grupos petroleros para trabajar con ellos y crear establecimientos en áreas de descanso.