La nueva fábrica de Cervezas Ambar le permitirá duplicar su producción

Obras en la fábrica de La Cartuja de Cervezas Ambar.
Obras en la fábrica de La Cartuja de Cervezas Ambar.

Cervezas Ambar ha compartido un avance de lo que será su nueva fábrica, ubicada en La Cartuja (Zaragoza) a la espera de finalizar su construcción. Se estima que la fábrica concluya sus obras y esté a pleno rendimiento para verano de este mismo año.

«Esta nueva fábrica supone una apuesta por el futuro. Renovamos así nuestro compromiso con Zaragoza y Aragón permitiéndonos crecer para que más gente disfrute con nuestras cervezas», ha declarado Enrique Torguet, director de Comunicación y Relaciones Institucionales de Cervezas Ambar.

Se han invertido casi 70 millones en hacer realidad una de las fábricas más punteras y vanguardistas del sector en España. Su construcción, que comenzó en 2008, se ha estructurado a través de las distintas fases de producción, comenzando por la botellería y finalizando con la sala de cocidas, etapa a la que se han destinado 20 millones de euros.

La nueva fábrica de La Cartuja responde a la expansión de Cervezas Ambar, que en 2018 creció un 8 % respecto al año pasado en un sector que mantiene sus ventas. Con vistas a facilitar este proceso, la nueva fábrica permitirá alcanzar una producción de 240 millones de litros, más del doble que la fábrica histórica, que cuenta con una capacidad máxima de 100 millones anuales (en 2018, la fábrica de San José alcanzó los 92,5 millones de litros producidos).

Las nuevas instalaciones permiten aumentar la capacidad de almacenaje en hasta 3.000 toneladas de grano, llevar a cabo 14 cocciones de 70.000 litros de cerveza al día en su nueva sala de cocidas o contar con 27 tanques de fermentación.

Un despliegue para el que ha primado la seguridad por conservar la calidad y el sabor característico de sus productos. Así lo afirma Antonio Fumanal, maestro cervecero de Cervezas Ambar: «seguimos siendo los mismos y ofrecemos el mismo producto, solo que a una escala mayor. Esta nueva fábrica guarda el espíritu independiente que nos caracteriza, combinando los aprendizajes tradicionales con la tecnología más puntera».

Apuesta por la tecnología

En este sentido, la nueva fábrica está dotada tecnológicamente de uno de los softwares más completos que pueden encontrarse en el sector. Gracias a ellos, se garantiza la máxima eficiencia manteniendo los estándares de calidad del producto.

Con esta nueva fábrica se busca cumplir con unos exigentes estándares de sostenibilidad centrados en garantizar un consumo racional de energía y materias primas. Para alcanzar estos objetivos, se han elaborado distintos planes de tratamiento, entre los que destacan la búsqueda de un ahorro eficiente del agua y de la recuperación de energía.

La apertura de La Cartuja cumplimentará a la antigua fábrica, la más antigua de España aún en funcionamiento, ubicada en el barrio de San José. En ella se mantendrán parte de los procesos de maltería y fermentación tradicional, de principios de siglo XX, para la elaboración de especialidades y cervezas de corta producción. Además, la fábrica de 1900 continuará su trayectoria como museo vivo de la cerveza, que hoy día visitan más de 15.000 personas al año.