La opa de la familia Ballvé desata una tormenta de ofertas por Telepizza

El grupo Zena, participado por los fondos CVC e Inveralia, presentó el 20 de abril una contraopa de 2,4 euros por título, frente a los 2,15 euros de la primera opa.

Tan sólo dos días después, el 22 de abril, el grupo portugués Ibersol manifestó su intención de lanzar una nueva oferta, y así se lo comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El grupo luso ofrece 2,25 euros por título, diez céntimos más que la familia Balvé y 15 céntimos menos que Zena.

Fuentes del marcado apuntan a que Ibersol podría haber fijado el precio de su oferta contemplando la posibilidad de que los organismos reguladores españoles bloqueen la opa de Zena. Otras fuentes aseguran que la oferta de Zena pilló por sorpresa a Ibersol, que ya tenía ultimada la suya. De esta forma, la compañía lusa habría optado por presentar la propuesta tal cual.

Sin embargo, Ibersol se ha topado con la legislación española. La actual ley de opas establece que para que una oferta sea considerada como competidora debe superar el precio de las demás ofertas, lo que obliga a Ibersol a elevar el precio por encima de los 2,4 euros de Zena. La compañía lusa tiene de plazo hasta el 12 de mayo para modificar su oferta. Al cierre de esta edición el organismo supervisor del mercado español había rechazado la opa.

Rechazo
Ibersol plantea articular su opa a través de Vidisco, matriz de la cadena gallega Pizza Móvil. La compañía lusa es el primer franquiciado de Pizza Hut en el país vecino, donde también opera restaurantes de Kentucky Fried Chicken, Pans, Bocatta, Burger King y Cantina Mariachi.

Por su parte, la familia Ballvé, junto al fondo de capital riesgo Permira, aseguran en el folleto de la oferta registrado en la CNMV que, si su opa sobre el 100% triunfa, evaluarán la rentabilidad de los activos de Telepizza para mejorar su eficacia y no descartan la venta de filiales, marcas o líneas de negocio. Además prevén aplicar soluciones sobre los activos fijos inmobiliarios, con operaciones de venta y posterior arrendamiento.

Respecto a la oferta lanzada por Zena, los analistas coinciden en que se trata de una operación diseñada por el fondo de capital riesgo CVC, que controla el 50,6% de la compañía. Algunas fuentes apuntan a que el triunfo de esta oferta podría generar problemas de competencia para Zena. No obstante, este no es el único problema que acecha al grupo dirigido por Miguel Ibarrola. Según ha trascendido, el fondo de capital riesgo convocó al consejo de administración de Zena minutos antes de presentar la opa. En la reunión CVC comunicó sus intenciones al resto de miembros. Los representantes de Inveralia se unieron inmediatamente a la propuesta de CVC y ninguno de los demás miembros mostró objeción alguna a la operación.

Nuevas ofertas
Sin embargo, parece que algunos de los socios minoritarios de Zena no están de acuerdo con la opa, ya que la consideran demasiado arriesgada. Estos accionistas podrían estar planteándose acciones judiciales contra la decisión del consejo de administración, ya que la operación debía haber recibido el visto bueno de la junta de accionistas.

Mientras tanto, las acciones de Telepizza cotizan por encima del precio fijado por Zena (al cierre de esta edición cotizaban a 2,55 euros). Tras la oferta de Zena, los Ballvé están forzados a elevar su oferta inicial si quieren conseguir su objetivo. Por otra parte, el mercado no descarta una nueva oferta. Se habla del fondo de inversión Gala. Sería la segunda vez en la historia que una compañía de capital riesgo lanza una opa hostil en España. La primera es la de CVC, en esta misma operación.l