La primavera de la cerveza artesana en España

Algo está cambiando en la manera de consumir cerveza en nuestro país. Origen o síntoma de esta transformación, en los últimos cinco años, el número de microcervecerías, que en su mayor parte elaboran cerveza artesana, se ha multiplicado casi por diez en España y no es raro acudir a un bar y encontrar hasta cinco referencias locales conviviendo con los grifos de las grandes marcas industriales. 

Javier Mesa

El español realiza el mayor consumo de cerveza en hostelería (62%).
El español realiza el mayor consumo de cerveza en hostelería (62%).

En 2013 la producción española de cerveza situaba a España en el cuarto puesto del ranking europeo con 32.692 miles de hectolitros, de los cuales sólo se exportaron 1.366; por detrás de Alemania (94.365), Reino Unido (41.956) y Polonia (40.001). Se trata de los últimos datos aportados por The Brewers of Europe, entidad que aglutina a las asociaciones nacionales de cerveceros de 29 países europeos y representa a más de 5.000 empresas

En este contexto, el orden de países consumidores también se repite en el informe de The Brewers of Europe y nos sitúa en el cuarto puesto con 35.169 miles de hectolitros en total, aunque el consumo per cápita nos hace caer hasta el puesto 26 del ranking europeo (46 litros por persona y año), muy lejos de República Checa (144) Alemania (107) o Austria (106), por ejemplo.

Otra característica del mercado de esta bebida en España es la marcada preferencia del público español por la cerveza local, ya que cerca del 90% de la que se consume es de origen nacional, según los últimos datos del Informe Socioeconómico del sector de la Cerveza, elaborado por el Ministerio de Agricultura y la asociación Cerveceros de España.

En nuestro país, seis grandes compañías cerveceras industriales (Mahou/San Miguel, Heineken España, Damm, Compañía Cervecera de Canarias, Hijos de Rivera y La Zaragozana) dominan un mercado muy concentrado, aunque el número de cerveceras activas ha pasado de 41 en 2008 a 221 en 2013. ¿Qué ha pasado entre medias? Muy sencillo, el número de microcervecerías (cuya producción ronda los mil hectólitros al año) se ha disparado de 21 a 203 en ese lustro.

El crecimiento de este segmento en estos últimos cinco años ha sido exponencial (+966%), aunque el mayor salto se dio de 2012 a 2013, con la incorporación de 89 nuevas microcervecerías al panorama nacional. España, poco a poco, parece ir acercándose a la media europea en cuanto a número de microcervecerías, aunque aún se sitúa muy lejos de países como Reino Unido (1.440) o Alemania (668). A pesar de su elevado precio frente a sus hermanas industriales, estas pequeñas marcas se van haciendo un hueco en hogares y establecimientos hosteleros asociando su consumo a la gastronomía y una filosofía de recuperación de lo artesanal y lo local, así como a la posibilidad de elegir entre una mayor variedad de referencias y sabores.

En cuanto al lugar del consumo, el español muestra una clara preferencia por realizar el mayor consumo de cerveza en hostelería (62%) frente al retail (38%). Sin embargo, la evolución de los últimos años, sin entrar en valoraciones sobre modas o incidencia de la crisis en el consumo, muestra una tendencia hacia el equilibrio entre ambos canales, ya que el consumo de cerveza fuera del hogar en 2008 era del 69%.