La restauración augura crecimientos moderados en 2014

La convocatoria estuvo dividida en tres bloques perfectamente diferenciados. Tras la presentación del evento, que corrió a cargo de Alberto Menéndez, presidente de la asociación y Álvaro Nadal, jefe de la oficina económica de La Moncloa, tuvo lugar el primero de ellos, dedicado a exponer no sólo cómo se había comportado la restauración en los últimos tiempos, sino las previsiones que los ponentes preveían para el futuro inmediato.

Así, Fernando Faces, profesor de la Escuela Internacional San Telmo, aseguraba que todavía queda un “tiempo de mejora largo”, aunque había algunas variables que podrían acelerarlo. Entrar en una “espiral de ilusión”, por parte de los consumidores o que arribaran capitales extranjeros a sanear las empresas, ya que “España es un país que promete rendimientos futuros en el sector servicios”. La anca debe colaborar a la hora de superar hándicaps, aunque según Faces “el año que viene aún va a ser de restricción del crédito”.

Algo más optimista se mostraba Miguel Cardoso, jefe de Estudios de BBVA en España. Cardoso, exponía que el año pasado, un 30% de los analistas financieros auguraban una caída de la actividad en un 2%, y que al final, ésta sólo ha sido del 1,5%. “Empezamos a llegar a puntos de crecimiento, decía Cardoso, donde aumenta la probabilidad de crear empleo”. “Aumentan las exportaciones, disminuyen las importaciones y se está procediendo a una mejora del ahorro de las empresas”, continuaba, que auguraba un futuro con un contexto de “moderada recuperación”.

Jochen Pinsker, vicepresidente del Área de Foodservice de NPD, ahondaba específicamente en los datos correspondientes a la restauración, resaltando los malos resultados de toda Europa, aunque especialmente del mercado español. Pinsker afirmó que el tercer trimestre de 2013 ha registrado un mejor comportamiento, aunque no ha sido positivo, sino tan solo “menos malo”. Sin embargo, el representante de NPD expuso que en el mercado español también hay cosas positivas: “se producen cada vez más visitas de impulso, sin planificar; determinados colectivos, como los mayores de sesenta, tienen un comportamiento cada vez más joven y aumentan también su peso como consumidores”.

El turno de los operadores

Después del coffee break, fueron los operadores los que tomaron la voz cantante del foro.

En una primera mesa redonda, moderada por Óscar Pirelli, director de Estudios e Investigación de Exceltur, Hernando Martín, director general de Cafestore; Octavio Llamas, presidente y director general de Autogrill; Ignacio Bravo, director general de Nebraska; y Alberto Cameron, de Café y Té; analizaban la política turística de Madrid y el valor añadido que la restauración aporta a la capital como destino turístico.

Los directivos ahondaban sobre la premisa de que, en comparación con otros destinos españoles, como por ejemplo Barcelona, Madrid no ha sabido aprovechar su potencial turístico, resaltando que en los últimos tres años Barajas había recibido 10,8 millones de pasajeros menos. Hernando Martín hacía hincapié la el hecho de que las políticas de turismo de la capital quizá no habían sido las más adecuadas y resaltó la diferencia de presupuesto dedicado a la promoción de la ciudad como destino turístico, seis millones de euros, frente a los más de cuarenta de Barcelona.

Por su parte, Octavio Llamas se preguntaba si la situación actual no había sido una “crónica de una muerte anunciada… realmente es Madrid un destino turístico”. Ignacio Bravo afirmaba que la clave estaba en la estructuración del producto: “Madrid está lleno de proyectos inacabados. Parece que no tenemos nada que contar”. Un punto en el que coincidía Cameron que apostillaba que “Madrid no está bien definido como marca”, ni siquiera en el interior, de modo que no puede transmitirse fuera.

El foro terminaba con una mesa redonda dedicada a “Nuevos retos en hostelería”. La mesa era moderada por Pilar Gómez-Acebo, presidenta de honor de la Federación de Mujeres Directivas y Empresarias y, en ella, tomaban parte Patricia Abril, presidenta y directora general de McDonald’s España; María Carceller, CEO de Grupo Rodilla; Y Blanca Ripoll, directora general de SSP. Patricia Abril resaltaba que “el sector está comportándose de forma muy dinámica, poniendo todo de su parte para seguir atrayendo al consumidor”. Una idea con la que coincidían las otras dos directivas. “Es un sector que nunca se ha parado”, afirmaba Carceller, mientras que, por su parte, Blanca Ripoll apostillaba que se ha “profesionalizado muchísimo”.