La restauración organizada crecerá por encima del 6% este año

De izquierda a derecha, Carlos Peregrina, socio responsable del sector Consumo de KPMG en España; Carlos Pérez Tenorio, presidente de Marcas de Restauración; el director ejecutivo de The NPD Group Iberia, Vicente Montesinos; y  Juan José Cano, socio responsable de Mercados de KPMG en España.
De izquierda a derecha, Carlos Peregrina, socio responsable del sector Consumo de KPMG en España; Carlos Pérez Tenorio, presidente de Marcas de Restauración; el director ejecutivo de The NPD Group Iberia, Vicente Montesinos; y Juan José Cano, socio responsable de Mercados de KPMG en España.

Marcas de Restauración y las consultoras KMPG y NPD han presentado el informe “Anuario de la restauración organizada en España: ingredientes para el éxito” que concluye que las cadenas asociadas a la entidad crecerán un 6,1% en 2018, por encima de la previsión anterior de 4,9%.

La asociación empresarial, que agrupa a las 40 principales cadenas de restauración organizada y moderna de España, con casi 100 marcas representadas, representa actualmente el 0,51% del PIB español.

El presidente de Marcas de Restauración, Carlos Pérez Tenorio, encargado de presentar los datos de contexto económico del anuario, ha recalcado que las perspectivas para este ejercicio y los siguientes siguen siendo positivas. De hecho, el número de empleados en el sector no ha dejado de crecer desde 2012 hasta superar en 2017 los 1,6 millones, de los que 166.500 corresponden a las 40 cadenas integradas en la asociación.

Por otra parte, el anuario destaca la contribución a la economía por parte de la restauración organizada, estimando que Marcas de Restauración es responsable de una facturación indirecta de 3.000 millones de euros, lo que suponen 80.000 empleos adicionales, situando el impacto total del sector en 240.000 puestos de trabajo.

El director ejecutivo de The NPD Group Iberia, Vicente Montesinos, ha presentado las cifras más relevantes del sector, destacando el buen ritmo de crecimiento en comparación con la marcha general del mercado. En este sentido, las previsiones a diciembre de 2017 para este año, bajo estimaciones de crecimiento sostenido de PIB y sin considerar las reacciones mayores del contexto socio-político o las tendencias de consumo en 2018, fueron de mantenimiento de un ritmo creciente de ventas, subiendo un 1,9% al final del año, dato que parece estar superándose.

La continuidad de la mejora económica en 2017, con crecimientos del PIB de más del 3% y el aumento de la población trabajadora, con más de 400.000 nuevos empleos al año, tienen un impacto directo en el mercado de la restauración. Este acelera, ligeramente, el ritmo marcado en el ejercicio anterior al incrementar las ventas un 2,5%, hasta los 36.024 millones de euros, y las visitas un 1,3% en 2017.

Los factores determinantes en la positiva evolución del sector han sido, entre otros, la positiva tendencia del mercado organizado, cuya mayoría representa Marcas de Restauración, con incrementos de tráfico del 5%, el aumento del consumo de adultos trabajadores y familias, el incremento del consumo en el local, el ritmo de aperturas de restaurantes, sobre todo organizados, y el incremento de los desayunos y almuerzos. En este contexto, el consumidor está dispuesto a gastar más, en busca de una elevación de su experiencia de consumo que incluye mejor calidad en producto, servicio y ambiente. La tendencia positiva del mercado mantiene un potencial enorme, aunque aún está lejos de igualar el mercado previo a la crisis.

Por último, Carlos Peregrina, socio responsable del sector Consumo de KPMG en España, abordó las conclusiones de una encuesta a directivos de las empresas pertenecientes a Marcas de Restauración sobre el estado del sector y sus previsiones. Según el informe, para el 78% de las empresas encuestadas, la situación de la restauración organizada en España es buena o excelente y el 83% espera que siga mejorando.

Por otro lado, el 89% espera que su facturación crezca en el ejercicio 2018 y un 72% espera incrementar sus inversiones por encima del 5%, mientras que un 89% prevé aumentar su plantilla. En cuanto a la principal amenaza para el sector, esta radica en la falta de empleados cualificados (18,5%), seguida por la creciente competencia y los precios del mercado inmobiliario, ambas opciones con un 16,5% de las respuestas.

En cuanto a las prioridades estratégicas, estas son el crecimiento orgánico con franquicias (14%) o la expansión internacional (11%), entre otras. “El interés en la expansión internacional pone de manifiesto la consolidación de los conceptos de restauración organizada desarrollados en España y que pretenden abrirse hueco en otros mercados”, afirmó Carlos Peregrina. Además añadió que “el aumento de la competencia en España está haciendo que cada vez más empresas se fijen en mercados exteriores para seguir creciendo”.

En cuanto a las inversiones, las herramientas tecnológicas se mantienen a la cabeza con un 26% de las respuestas, seguido del desarrollo de nuevos productos (21%) y de la internacionalización (19%). Por último, en la transformación digital destacan con un 24% las redes sociales y los comentarios de los clientes como el aspecto que más está cambiando la forma en la que los clientes se comunican con las empresas, seguido por los nuevos servicios de entrega a domicilio o la transformación de los ya existentes (20%).