La Xunta crea un nuevo modelo de establecimiento hostelero

Por eso, la Xunta, a la vista de las múltiples quejas ha elaborado un decreto que regula la actividad de estos establecimientos, y crea un nuevo grupo de restauración específico de este tipo de locales. El nuevo texto exige que los 'furanchos´ cumplan una serie de requisitos mínimos para su legalización, como la necesidad de que tengan iluminación y ventilación, que el vino no sea embotellado, sino procedente de barril, o que los alimentos que se acompañen cumplan unas normas mínimas de etiquetaje y procedencia, sin que puedan ser elaborados en el propio local. Además, la autorización de apertura y clasificación turística permitirá supervisar su periodo de funcionamiento, precios, hojas de reclamaciones o condiciones de accesibilidad, mientras que se exigirá la existencia de una póliza de responsabilidad civil. l A.B.