Las conservas delicatessen elevan la facturación un veinte por ciento

Cuatro grandes firmas gallegas, especializadas en la conserva de alta calidad, Mar de Couso, Ramón Franco, Conservas Lou y Luis Escurís Batalla, mejoraron sus facturaciones durante el pasado ejercicio un veinte por ciento respecto al año 2006, lo que significa unos ingresos de algo más de diecinueve millones de euros. Según representantes de estas mismas firmas, “se detecta una mayor preocupación entre los consumidores por la calidad del producto, que compran sin tener en cuenta el precio final fijado en las etiquetas”. Pero también hay que tener en cuenta el exterior del envase, y no sólo su contenido. Todos coinciden en que hay que cuidar, y mucho, la presentación de sus envasados. “Es preciso ofrecer algo que nos distinga del resto de las conserveras y que resulte atractivo visualmente”, tal y como reconoce Ramón Franco, fundador de la empresa que lleva su nombre. Y si es posible ver el producto, mejor. Por eso existe una apuesta clara por el cristal como material propicio para envasar. l A. B.