Las conservas enlatadas calidad a largo plazo

Esto permite a los profesionales, al igual que ocurre en el hogar, disponer de cualquier producto en conserva en la cantidad que se desee, de acuerdo con las necesidades de consumo y, muy importante, permite planificar a largo plazo el gasto de estas partidas y el uso de las mismas. Permiten disponer de una extensa gama de alimentos en cualquier momento y en cualquier época del año. Con ellas se acabó para siempre el tener que depender de las estaciones o de la calidad de las cosechas. Aprovechan lo mejor de cada producto en su momento óptimo porque los alimentos frescos se envasan con inmediatez, generalmente al lado mismo de los lugares de recolección, y empleando técnicas tan sofisticadas como seguras.

Oferta
La oferta de las conservas es tan amplia que es difícil repetirse. Legumbres y verduras, pescados, frutas, platos preparados, todo está en lata, manteniendo vitaminas, minerales, proteínas y todos los elementos nutritivos de los alimentos. Contribuyen a un buen equilibrio alimentario. Los expertos en nutrición han puesto de manifiesto el interés que tiene consumir alimentos en conserva por su buena calidad nutricional, por el aporte de elementos necesarios en la dieta cotidiana y por la variedad de productos y preparaciones que permiten.

En el caso de la restauración colectiva, las conservas presentan ventajas claras. Son baratas, se presentan en formatos muy variados y permiten un almacenamiento sencillo y sin costes añadidos, además del ahorro de tiempo a la hora de elaborar los platos. Con ellas todo es posible, desde la receta más sencilla hasta la presentación más sofisticada, y la amplia gama de productos posibilita la elaboración de menús variados, atractivos y de calidad. A buen precio y con absoluta garantía. l
Inés de la Paz
Directora del Centro de Información

de la Conserva Enlatada