Las ocasiones de consumo de cerveza crecieron un 12% en 2005

Un total de 1.135 millones de visitas a restaurantes incluyeron consumo de cerveza durante el año pasado. Esta cifra representa un incremento cercano al 12% respecto al año anterior. Así se desprende del panel NPD Crest realizado por la consultora NPD en nuestro país.

El análisis de la categoría de cervezas en el entorno de la restauración resulta muy complejo, ya que su interacción con las categorías de alimentos, de bebidas frías y de bebidas alcohólicas varía a lo largo día y determina los hábitos de consumo de la cerveza en restauración.

El panel de consumidores NPD Crest es, probablemente, la mejor herramienta para evaluar el comportamiento de una categoría tan compleja y cuyo consumo abarca la totalidad de los segmentos del mercado, desde los bares independientes tradicionales, a la restauración colectiva comercial o a las cadenas organizadas.

La importancia de la categoría de cerveza viene dada por su gran dimensión con 1.135 millones de visitas que incluyeron el consumo de cerveza en el canal de restauración durante 2005, con una tendencia creciente de casi el 12%.

El número de visitas per cápita entre los consumidores de cerveza entre la población adulta española fue de 33 visitas por año, (suponiendo la penetración sobre el total de población por encima de los 18 años). Aunque la penetración sobre la población mayor de 18 años es de algo menos de un tercio en un periodo de un mes.

En la segmentación del consumo por categorías se observa cómo la cerveza tradicional es la mas demandada (en un 76 por cento de las ocasiones). La cerveza sin alcohol es demandada en el 16 por ciento de las ocasiones. Las claras (cervezas con simón o gaseosa) representan el 8 por ciento de las elecciones del consumidor (gráfico 1).

Comidas principales
Dentro del sector de restauración, el consumo de cerveza se acompaña de alimentos en un 65% de las ocasiones y se concentra mayoritariamente en torno al horario de las comidas principales. La forma en que la cerveza interactúa con los alimentos que la acompañan resulta fundamental, aunque en el ejercicio de comprensión del entorno competitivo de la categoría de cerveza no podemos perder de vista que la cerveza tiene una ventaja en su versatilidad, ya que puede competir tanto en el terreno de las bebidas frías, como en el de las bebidas alcohólicas (gráfico 2).

En España el consumo de cerveza se concentra mayoritariamente en el segmento de QSR, que engloba tanto a los bares tradicionales de tapas, como a los establecimientos de servicio rápido y en barra (59% de las visitas que incorporan el consumo de cerveza), seguidos de los restaurantes de servicio completo o FSR, ya sean de menú o a la carta, (33%). Ver gráfico 3. l
Vicente Montesinos
Director

The NPD Group, Spain