Las tapas de Galicia, en Madrid

La terraza de este local permanece abierta los 365 días. Para alcanzar la temperatura adecuada y no resistirse a contemplar el movimiento y vida de la plaza, y de paso dejarse ver, el frío se combate con estufas y la sensación de calor se olvida gracias a la buena sombra que regalan los toldos. Por ésta y otras razones, esta taberna se ha ganado a pulso su buena fama entre los asiduos a la magnífica Plaza de Santa Ana, uno de los rincones más bellos de la capital que alberga el Teatro Español. Este proyecto es obra del joven gallego Manuel Lameiro, quien hace unos meses y tan sólo a unos metros de distancia inauguró La Cantina (Echegaray, 5), especializado en las exquisitas y suculentas carnes traídas directamente de Galicia, concretamente, de la ganadería que él posee.