‘Las ventajas competitivas que implica disponer de información son claras’

En España, la actividad del Grupo NPD dentro del sector de foodservice se inició en 2003, momento en el que se traslado a España la actividad desarrollada por el grupo a nivel internacional.

Los productos generados por el Grupo NPD para la industria del foodservice constituyen la referencia generalmente aceptada, tanto por operadores, como por fabricantes e industria auxiliar en EEUU, Canadá, Japón, Reino Unido, Alemania, Francia, etc…
¿Ha habido buena respuesta a la oferta de sus servicios en nuestro país?
Actualmente contamos con el apoyo de 18 de entre los 25 primeros operadores de restauración en España, incluyendo a 4 de los 5 primeros, lo cual supone un gran respaldo para nuestras operaciones en España. Por el lado de los fabricantes la respuesta es diferente por sectores; contamos con un gran apoyo entre los especialistas en bebidas, postres y bebidas calientes, y menos entre los fabricantes de ingredientes y productos frescos, aunque esa tendencia comienza ahora a cambiar.
 ¿Cuál es el acuerdo que han formalizado con NPD para trabajar de forma más eficaz en España?
NPD ha adquirido las operaciones que TNS mantenía en Reino Unido y en España en el sector de la restauración, lo cual ha supuesto la transferencia de varios clientes en Gran Bretaña y de uno mas en España. Asimismo, NPD utilizara los servicios de TNS como operador de sus trabajos de campo en los paneles de consumidores on-line, lo cual generará sinergias que beneficiaran a nuestros clientes españoles e internacionales.
 ¿Considera que la empresa española valora adecuadamente los datos, como los que ustedes elaboran y sirven a la hora de tomar decisiones sobre marketing estratégico?
Por el momento, la utilización de información de mercado en España es mas baja que en los países de nuestro entorno. Parece que nuestros operadores organizados, multinacionales y locales, han entendido mejor las ventajas de disponer de un mayor conocimiento de las tendencias del mercado. En cuanto a los fabricantes, aún existen dos velocidades diferentes: una, las de aquellos operadores que han creado estructuras especificas para el desarrollo de su negocio de foodservice, y otra, para aquellos que aún no lo han hecho.

Las ventajas competitivas que implica disponer de información son claras, el entendimiento del mercado y del consumidor facilitan la mejor y más rápida adaptación a un entorno cambiante, lo cual es clave en un mercado tan dinámico como el nuestro.
 Parece que se ha producido un efecto downgrade entre las principales cadenas de restauración en España ¿Podría darnos su versión sobre los motivos que han llevado a tal situación?
El efecto downgrade generado por el entorno de las economías familiares ha afectado menos a los mercados organizados que a los grandes segmentos con predominio de operadores independientes, esta situación se ha centrado básicamente en una migración de consumo de los restaurantes de servicio completo (FSR) de gama alta hacia otros de menor precio medio y desde estos hacia los de tipo casual y de servicio rápido (QSR).
 ¿Sigue España los escenarios que se han producido en otros países europeos?
Las tendencias de consumo en España seguirán los pasos que ya han marcado otros mercados mas avanzados y desarrollados, aunque la velocidad a la que se producirán los mismos dependerá de las diferentes situaciones de partida. El mercado español parte de una situación de gran dimensión y potencial con un bajo nivel de desarrollo de conceptos organizados, aparentemente los próximos pasos se orientaran a que los operadores organizados ganen tamaño y dimensión, tanto con desarrollos propios de nuevos conceptos, como a través de adquisiciones.l
RN

La situación actual refleja un cambio de tendencia
Según NPD-CREST, el mercado de la restauración, suma de restaurantes de servicio de carta (FSR) y restauración de servicio rápido (QSR), creció un 3,7% en ventas y un 2% en tráfico durante 2006, en un escenario de precios que registró un alza del 1,7% (menor que el del IPC).

El principal dinamizador del sector comentado fue el de QSR, y en su seno, las cadenas muy por encima de la media, al atravesar por una etapa de crecimiento donde se combina el generado por nuevas aperturas con el derivado de la propia demanda.

Sin embargo, desde mediados del pasado año, la incertidumbre reina en este sector como consecuencia de la pérdida de capacidad adquisitiva en las economías familiares, lo que viene a confirmar la tendencia actual de que en las segundas quincenas de mes se reduce apreciablemente, en ambos segmentos, la frecuentación e incluso los tickets medios.

El sector reclama a voces propuestas y ajustes que lo retornen a expectativas de crecimiento más sólidas y alcanzables. l RN