Las ventas flash empiezan a practicarse en la hostelería francesa

Un ejemplo de ventas flash: una oferta de 14 kilogramos de jamón de Parma por 168 euros (sin impuestos) sale a 12 euros/kilogramos pudiendo llegar la promoción a suponer, según la compra en firme, un descuento entre el 30% al 70% sobre los precios ordinarios.