Levadura Madre abre su primer café en Malasaña

El nuevo local de Levadura Madre da el salto al servicio de cafés, bollería, bebidas, bocadillos...
El nuevo local de Levadura Madre da el salto al servicio de cafés, bollería, bebidas, bocadillos…

Después de ocho años elaborando y vendiendo pan artesano en sus panaderías del barrio de Salamanca, Levadura Madre da el salto definitivo e inaugura un original café con obrador y a la vista en el corazón de Malasaña, en la calle San Joaquín 4, entre la calle Fuencarral y la Plaza de San Ildefonso.

Según explica Moncho López, artífice de este nuevo café, no se trata de una panadería al uso, sino de ofrecer “pan a la vista, sin trampa ni cartón, dentro de un concepto de café al que no estamos acostumbrados”. Podría calificarse de café-panadería con obrador: “Después de ocho años haciendo y vendiendo pan artesano y de calidad, en nuestras panaderías del barrio de Salamanca, este café supone la culminación de toda la experiencia acumulada. Es una original vuelta de tuerca a lo ya conocido y hecho” añade Moncho.

Lo que diferencia a Levadura Madre Malasaña de otros cafés con panadería, es el obrador situado junto al mostrador, de manera que todo lo que allí se prepara está completamente expuesto a los ojos del cliente, tanto las harinas como los hornos y las masas.

La ambientación acompaña al estilo ecléctico del barrio de Malasaña en Madrid.
La ambientación acompaña al estilo ecléctico del barrio de Malasaña en Madrid.

Moncho recalca la filosofía con la que nace: “El concepto de panadería tradicional en su versión más profunda, trabajando productos ecológicos en hornos modernos, pero siendo la preparación del pan la de toda la vida.”

“Este café es lo que realmente nos apetecía hacer, lo que nos gustaba e inspiraba”, comenta Moncho, que junto a su mujer Eve, han creado un espacio moderno, fresco y desenfadado desde su emblema, a los mostradores o la decoración, entre rústica y sofisticada, con vigas y suelos de madera que se mezclan con azulejos y originales bombillas.

En su carta se pueden encontrar desde tartas de zanahoria, chocolate o Red Velvet, a toda clase de bollería y pastelería artesanal y elaborada in situ, junto a bocadillos o una amplia variedad de bebidas frías y calientes. Entre los cafés, destacan los tradicionales espressos y lattes al igual que el sorprendente wake up café, un café helado preparado con especias, nata y caramelo. Completan la carta, una amplia muestra de tés e infusiones ecológicas. También destacan sus smoothies, preparados con yogurt y frutas 100% naturales y ecológicas, así como los zumos, ya sea el clásico de naranja o de frutas exóticas con toques de hierbas o especias, siempre preparados al momento.