Lizarran realiza un recorrido por los pinchos más populares de su historia

Lizarran, Casa de Pinchos, celebra su 30 aniversario haciendo un recorrido por su historia y revelando cuáles han sido los pinchos más vendidos desde su nacimiento. Cada década y sus tendencias son únicas, por lo que cada una ha tenido un pincho estrella.

A través de un análisis de las cifras obtenidas desde su primera apertura hasta la actualidad, Lizarran ha elaborado un ranking de los pinchos preferidos por los clientes, un claro reflejo de cómo ha evolucionado la gastronomía en nuestro país

El primer Lizarran se abrió en Sitges en 1988, durante esa década el pincho insignia fue el serranito, un clásico elaborado con lomo, jamón y pimiento verde. En la década de los 90, los españoles tenían un claro ganador, el de chistorra, sencillo pero muy sabroso, una opción que nunca pasa de moda.

Con el cambio de milenio, la opción favorita de los clientes de Lizarran pasó a ser el pincho de tortilla y ya en la década de 2010, la estrella de la carta es el untable de lacón y jamón, un pincho con ingredientes de siempre, pero con un toque sofisticado.

“En Lizarran buscamos seguir creciendo, siempre desde la innovación y la sencillez, pero sin perder nuestra esencia. Por eso, nuestros pinchos evolucionan al ritmo de la gastronomía y contamos con una amplia variedad de opciones para todos los gustos”, señala Sara Vega, directora de Marketing, Comunicación y RSC de Comess Group.