“Lo que podría definir mi estilo es la búsqueda constante de nuevos materiales”

Para cada nuevo encargo, Paz desarrolla el más adecuado, el más atractivo, el más innovador, pero siempre teniendo en cuenta lo que el cliente quiere expresar.

La trayectoria de esta diseñadora es muy variada y está cargada de iniciativas y procesos compartidos que la han enriquecido personalmente conociendo y colaborando con variados oficios y profesionales. Ha creado desde espacios efímeros, como exposiciones y stands, pasando por centros comerciales hasta el diseño de espacios con un marcado carácter personal.

¿Ha diseñado otros restaurantes?
Sí, por supuesto, aunque no es, ni mucho menos, una faceta exclusiva de mi carrera, pero a lo largo de todos estos años hemos conseguido una verdadera especialización y capacidad de resolución en el diseño de establecimientos de restauración. He diseñado desde restaurantes de cadenas de comida rápida, enfocados a un público que solicita una oferta basada en la comida sana, hasta restaurantes como Azulón, en el que prima el concepto chic de la cocina ofertada; pasando por cocinas temáticas como la italiana, la oriental y otras, así como cafeterías y heladerías, sin olvidar, por supuesto, locales de ocio nocturno y todo, enfocado a distintos targets y posicionamientos.

¿Qué diferencias encuentra entre diseñar y decorar un restaurante?
Decorar un local es atrapar la magia del concepto que se quiere transmitir y plasmarlo con elementos que nos hagan disfrutar del espacio; diseñar un local es partir de la búsqueda de la funcionalidad máxima que exige cada proyecto, conjugándolo con la esencia del planteamiento decorativo. Existe una diferencia clara entre ambos conceptos, pero abordar cada uno de ellos con la máxima capacidad de visión y conjugarlos con precisión es la clave de un proyecto que cautiva.

¿Y qué factores tienen que ver?
Es el proyecto el que genera las condiciones del mismo, influye mucho el cliente, el espacio, la finalidad del mismo y el presupuesto. Pero, sobre todo, influye el cliente o su capacidad de asumir nuestra libertad creativa, nuestro enfoque y visión de su producto. Además, existen todavía muchos clientes que no son capaces de evitar solicitar un diseño que les satisfaga a ellos, cuando a quien hay que satisfacer es a los usuarios finales de ese espacio. Otro factor fundamental es el abordar un proyecto con una estructura y/o distribución ya existentes y que, por presupuesto u otras razones, hay que mantener. Partir de un local ya distribuido contamina completamente el desarrollo del proyecto y el resultado final. Siempre es mucho más fácil, y conveniente para ambas partes, iniciarlo partiendo de cero y diseñando el local adaptado a la actividad y enfoque para el cual se plantea.

¿Cómo definiría su estilo a la hora de diseñar?
No hay un estilo reconocido, se puede encontrar una línea común en los últimos proyectos, pero cada uno es un estudio, un análisis y una reflexión completamente diferente, con sus necesidades, su finalidad y su magia. Procuro, desde la máxima funcionalidad, resolver la parte técnica y ergonómica y, a partir de ahí, generar toda la parte mágica del proyecto. Me gusta experimentar, cambiar; no me gusta diseñar un local y que todos sean iguales y tengan el mismo tratamiento, me gusta que sean diferentes. Lo único que podría definir mi estilo es la búsqueda constante de nuevos materiales o enfoques que aporten una mayor expresividad al concepto.

¿Se diferencia mucho el diseño de un restaurante con respecto a otro?
Cada proyecto es diferente, es partir de cero, es volver a empezar. Inventarse a sí mismo constantemente sin olvidar el bagaje y las experiencias vividas anteriormente. Cada nuevo encargo tiene una filosofía propia, aunque estemos hablando del diseño de restaurantes, todos tienen un fin diferente, un enfoque de marketing distinto, ya sea por el tipo de cocina, por el target al que va dirigido o por la temática del restaurante. El estilo del espacio se desarrolla en función de lo que el cliente quiera contar.

¿Cuáles son sus planes profesionales de futuro en hostelería?
En breve empezaremos a trabajar en el proyecto de ampliación del restaurante Azulón, que ha tenido un éxito excepcional debido al acertadísimo concepto desarrollado por su alma mater, Pablo Pastor, que ha sabido realizar una muy celebrada fusión de las cocinas mediterránea y oriental. Además, tenemos cerrado ya el encargo de reforma de las zonas comunes y habitaciones de un hotel del Sur de Tenerife y estamos trabajando para obtener otro encargo en la costa occidental de África para el 2011. JMerche Iniesta