Loft 39, para ver y ser vistos

Un restaurante que, tras cuatro años de existencia, ha conseguido sobrevivir gracias a un público muy propio del barrio Salamanca, elitista y noctámbulo… Lo que ha marcado las directrices de este Loft que toma el nombre del número de la calle.

Loft 39 abre sus puertas a mediodía y las cierra a última hora de la noche: entre las 2 y las 3 de la madrugada. Dispone de varias salas para fumadores, no fumadores, coctelería, privados… Sirve comidas y cenas y, a partir de las 16 horas, en el lounge puedes tomar cualquier cosa de su carta de picoteo y además, se percibe como un espacio ideal para la celebración de eventos, acogiendo hasta 350 personas. Aparte, el restaurante tiene una capacidad de 48 mesas para un total de 140 comensales, dispone además de tres reservados con capacidad desde diez hasta cuarenta personas, terraza y jardín. Hay un parking público muy próximo al restaurante, aunque tiene servicio de aparcacoches y tiene acceso con ascensor para minusválidos.

En resumen, se trata de un concepto muy actual de oferta ininterrumpida que saca el máximo partido a las horas del día y de la noche. La máxima rentabilidad se observa en el servicio de copas y de coctelería; y en la celebración de eventos privados.

Su cocina
Cuando llega el momento de la sobremesa, sobre las cuatro de la tarde, se abre la zona lounge de Loft 39, con una oferta de cocina al más puro estilo gastrobar, con sugerencias como la minihamburguesa de cordero aromatizada entre brioche de comino (3,5€); tosta de ajoarriero en salsa riojana al aroma de trufa (3,5€); bocado de chipirones con ali-oli de miel y brotes de cebolla (4,5€). Este espacio triufa sobre todo en su aspecto más lúdico, el de las copas y los cócteles… (una oferta claramente apoyada por diferentes marcas).

Durante el mediodía y la noche, se puede comer en el restaurante a la carta. Una carta que a priori puede parecer asequible pero que, cuando llegan los platos a la mesa, comprobamos que las raciones son algo escasas (como la parrillada de verduras con crema de queso de Mahón a 18€ o el pequeño lomo de sapito con crema de andaricas a 25€), lo que claramente contribuye a engordar el negocio. Es recomendable por tanto tomar algo de aperitivo, primer plato, segundo plato y postre… Nada de compartir. Son muy recomendables las croquetas de cecina, de sabor y textura suaves; el steak tartar (20€) y la hamburguesa con queso de cabra (20€) también son una buena opción. Hay exceso en las salsas, eso sí, conviene pedirlas aparte.

Daniel Méndez, el último chef de Loft 39 por el que ya pasaron nombre como el de Roberto Limas, el mismo que lo inauguró, tiene buenas ideas. Elabora una carta apetecible pero debería revisar las cantidades. Especialmente si tenemos en cuenta el precio de los vinos, lo que nos da una media más alta de lo que la mayoría está dispuesta a pagar en la actualidad.

LOFT 39

Comidas: desde las 13:30 hasta las 16:00 h.

Cenas: desde las 21:00 hasta las 00.00 h.

Jueves: Cena especial con carta italiana
Copas: hasta a las 02,00 h.

Servicio aparcacoches.

Precio medio: 50 euros sin bebida
Dirección: Calle Velázquez, 39. Madrid
Teléfono: 914324386
www.restauranteloft39.com/