Los bakery cafés, todavía un segmento por desarrollar

Según manifestó el vicepresidente ejecutivo de la consultora, Darren Tristano, esto significa grandes oportunidades de negocio dentro de este segmento, puesto que sólo un porcentaje minoritario de consumidores citaron razones ‘negativas’ como el precio entre las que provocaban la no asistencia, de modo que los operadores de bakery cafés simplemente deberían facilitar el acceso a sus establecimientos para incrementar su cifra de negocio.

Entre los consumidores que visitaban de forma habitual establecimientos calificados como bakery cafés, un 54% se había decantado por la marca Panera Bread en su última visita, mientras que el 46% restante se había decidido por algún pequeño operador local. Con respecto a los primeros, éstos opinaban que Panera había establecido las bases de lo que debe ser un bakery café en términos de comida, atmósfera y servicio.

El estudio de Technomic, además muestra diferentes tipos de tendencia según se tratase de un determinado grupo demográfico u otro. Así, por ejemplo, las mujeres y los consumidores más jóvenes se decantan por los bakery cafés no sólo para comer, sino como lugar de encuentro con amigos. Estos grupos encuentran la música suave, o los confortables sillones que suelen proliferar en este tipo de locales como los principales atractivos de cara a favorecer su vida social.

Sin embargo, los consumidores masculinos más dados a acercarse a este tipo de establecimientos son hombres con ingresos superiores a los 100.000 dólares anuales (64.000 euros), que valoran la conexión Wi Fi, como uno de los principales atractivos de los bakery cafés, usándolos como una prolongación de la oficina. Para los colectivos asiáticos e hispanos, estos locales son atractivos por las connotaciones que poseen con las cenas familiares, mientras que las mesas grandes albergan las celebraciones de público cuyos ingresos anuales no llegan a los 25.000 dólares (16.000 euros). l A.I.G.