Los consumidores prefieren que sus alimentos frescos sean españoles

Lo local gana terreno en las preferencias de los consumidores en el terreno de los alimentos frescos.
Lo local gana terreno en las preferencias de los consumidores en el terreno de los alimentos frescos.

Siete de cada diez consumidores prefieren que la fruta, la verdura y la carne que compran sea de origen español, según refleja el informe “Marcas globales vs. marcas locales” elaborado por la consultora Nielsen.

Estas preferencias de origen también se trasladan a otros productos, ya que seis de cada diez consumidores encuestados prefieren el origen local para la leche, las conservas vegetales y el marisco. El origen local, sin embargo, importa menos en categorías de la cesta de la compra como las bebidas (20%-30%).

Si bien el consumidor valora el precio (sin olvidar la calidad), para la mitad de los españoles el origen de los productos es tan importante como su coste, tal como recoge el informe de Nielsen. Es más, para uno de cada cinco es incluso más decisivo cuando hace la compra. Lo mismo sucede con la calidad y los beneficios de los productos, pues alrededor de la mitad sitúan en el mismo nivel de importancia a estos factores de compra y al origen de los mismos.

La relevancia del made in Spain está relacionada con la idea de que al comprar productos nacionales se apoya a las empresas locales (61%) y de que lo local inspira mayor confianza que lo foráneo (44%).

Asimismo, es reseñable que solo uno de cada cuatro españoles piensa que la calidad de los productos de fuera es mejor que los de aquí, pero en cambio cuatro de cada diez consideran que los primeros son habitualmente más caros que los segundos.

El informe internacional “Marcas globales vs. marcas locales” se realizó entre el 10 de agosto y el 4 de septiembre de 2015 con la participación de 30.000 consumidores online de 61 países de Asia-Pacífico, Europa, América Latina, Oriente Medio, África y América del Norte.