Los hosteleros de Álava convocan una huelga que coincide con la Copa del Rey de Baloncesto

El pasado 8 de enero ambas partes se reunieron y ese día la representación empresarial presentó una propuesta calificada de “inasumible” por los sindicatos, que reclaman el mantenimiento del convenio colectivo y que, a su finalización, el próximo julio, éste siga vigente hasta que no se acuerde un nuevo.

El último convenio colectivo se firmó en 2010 después de una amenaza de huelga general coincidiendo con el festival de música de Vitoria Azkena Rock y se ha ido prorrogando automáticamente los últimos tres años al no haber acuerdo, pero con la reforma laboral, si persiste el desencuentro, se quedarán sin convenio a partir del 7 de julio.

Entre las peticiones de los sindicatos está el que no se aplique la flexibilidad laboral recogida en la legislación actual, una subida para el año 2013 algo superior al IPC en los salarios para no perder poder adquisitivo, así como un compromiso de recuperar las cantidades no percibidas en los años 2011 y 2012 cuando la situación económica mejore.