“Los Mercas quieren aumentar sus ventas de pescado a la hostelería”

Los mayoristas de pescados de los once principales mercados centrales de España, agrupados en la Asociación Nacional de Mayoristas de Pescado en Mercas (ANMAPE), celebrarán el 29 y 30 de octubre su primer Congreso para reflexionar sobre el futuro del sector. Manuel Pablos, presidente de Anmape, explica que se trata de un sector que deberá reestructurarse y que la hostelería será uno de sus clientes principales.

En los seis años que median entre 2001 y 2007 la comercialización de pescado en los mercas ha descendido un 14%. Las nuevas fórmulas de distribución comercial alimentaria, dominadas por las grandes cadenas de hipermercados y supermercados, con canales propios de aprovisionamiento, están en la base de ese recorte de ventas, pero también una aplazada reconversión de los propios mayoristas de pescado, “que han visto cómo se reestructuraba todo el sector a su alrededor y todavía no han reaccionado”, lamenta Pablos.
“Los mercas –asegura- son un servicio público y lo primero que hemos de conseguir es que el consumidor final sepa que el producto que proviene de nuestros mercados garantiza trazabilidad, calidad, seguridad alimentaria, variedad y precio. Hemos de concienciar de que el merca es la mejor elección. El consumidor ha de saber también que desde los mercas se asegura unos precios razonables”.

El cliente hostelero
RESTAURACIÓN NEWS. ¿Qué importancia tiene el cliente hostelero para los mayoristas de pescado?
MANUEL PABLOS. A los mayoristas de pescado que operamos en los mercas nos interesa mucho el canal Horeca, porque es donde más crece el consumo de pescado. El objetivo de ANMAPE es atraer el mayor número posible de clientes de este sector y, hecho, hemos desarrollado algunas ideas para acercarnos a este tipo de clientes como un concurso de cocina a nivel nacional basado en recetas de pescados y mariscos o, en un terreno más práctico, ajustaremos nuestros horarios para adaptarlos a las necesidades del cliente hostelero.

RN. ¿Puede una cadena de restauración organizada aprovisionarse regularmente de pescado en los mercas?
M.P. Sí, claro que podemos ser abastecedores suyos y ya lo hacemos con algunas de ellas. A este tipo de cadena le interesa asegurarse el abastecimiento de algunos productos en concreto, pues bien eso se programa y se puede responder a la demanda. Además, los mayoristas tenemos que ganar en tamaño y desplegar nuevos servicios, como el de presentación de producto pesado y fileteado o lo que comentaba de horarios más amplios, para adecuarnos a las necesidades de esos grandes clientes.

RN. ¿Aparte del volumen de compra, existe mucha diferencia entre el hostelero pequeño y el comprador de una cadena organizada de restauración?
M.P. Desde luego; son cosas diferentes. El hostelero pequeño viene más y personalmente al merca, aunque generalmente visite a los mismos proveedores de confianza. De hecho, la confianza es tanta que también es frecuente que los llame por teléfono para ver qué tienen ese día y cerrar los pedidos.

RN. ¿Qué ventajas le aporta un merca al hostelero frente a otros posibles canales de aprovisionamiento?
M.P. Un mercado central de pescado es, en primer lugar, un mercado municipal y eso obliga al asentador mayorista a tener una transparencia total de precios. Cada día evoluciona el precio en función de la oferta y la demanda. Por otra parte, no se concentra producto de un solo origen, sino que comercializamos pescado de muchas variedades y procedencias distintas. Eso facilita que la formación de los precios sea la más interesante y nos convierte en una barrera frente a los oligopolios en el sector de la distribución alimentaria moderna.

RN. ¿Cómo se enfrentarán los mayoristas de pescado a la nueva situación del mercado?
M.P. La realidad es que nos enfrentamos a una situación en la que, con una demanda decreciente, seguimos el mismo y abultado número de operadores; en concreto en Mercamadrid, somos doscientas y pico empresas. Está claro que hay algo que no funciona. A nuestro alrededor se ha reestructurado todo el sector, desde la extracción hasta los clientes, pero los operadores de los mercas no lo hemos hecho. Es necesario que nos adaptemos a la nueva realidad, tenemos que ser menos mayoristas, pero más grandes y con mayor posibilidad de ofrecer nuevos servicios que reclama el cliente moderno, como son una presentación del producto adaptada a sus necesidades, unos horarios más amplios o un servicio de transporte personalizado.l

Qué es ANMAPE
La Asociación Nacional de Mayoristas de Pescado de Mercas fue creada en 1977 y cuenta con las 387 empresas asociadas que operan en los once grandes mercas de Madrid, Barcelona, Bilbao, Valencia, Zaragoza, León, Salamanca, Granada, Córdoba, Sevilla y Málaga. Los mercados centrales de pescado comercializaron el año pasado un total de 438.000 toneladas de pescado y marisco fresco y congelado, lo que representa el 53% de todo el pescado comercializado en nuestro país.

El descenso de la comercialización en estos grandes centros es lento pero progresivo. En 2001 los citados mercados vendieron 505.038 toneladas de pescado, lo que supone que han sufrido un recorte del 13,26% en siete años. Los mercados centrales más afectados son los de Madrid, Valencia, Zaragoza y Sevilla. El descenso de las ventas alcanza el 26% en los casos de Madrid y Sevilla, el 22% en el de Granada y un 17,6% en Barcelona. El volumen de trabajo directo generado por este sector el año pasado fue de 8.600 empleos. l