“Los objetivos que perseguimos con esta oferta son los de transmitir energía, originalidad y sorpresa”

Desde los primeros meses del año el equipo profesional de cocina que dirige Valentín Gómez en la cadena Tryp, perteneciente a Sol Meliá, se ha comprometido con el objetivo de contribuir a la expansión de la marca a través de la estandarización de los servicios de F&B que se ofrecen en cada establecimiento.
Así, tal y como explica Valentín Gómez, uno de los grandes retos que ha asumido Tryp Hoteles ha sido la estandarización de todos los servicios de Alimentación y Bebidas de sus establecimientos, al igual que se ha hecho en otros departamentos de la marca; esto significa, por un lado, poder asumir la expansión de la misma bajo unos estándares claros, sencillos y actuales; y por otro, el reconocimiento de marca por parte de los clientes.
“Un trabajo de un año y medio que se ha materializado en seis manuales que constituyen la base sobre la que se desarrolla la actividad laboral de los hoteles, dice Gómez. No debemos olvidarnos del gran trabajo hecho en materia de imagen e identidad corporativa para todo lo que se refiere a F&B, de modo que desde el hall de cada hotel se pueda llegar fácilmente a la zona de restauración, sabiendo además con qué se va a encontrar”.
Desayunos Tryp
Dice Valentín Gómez que nuestros hábitos y costumbres, por su cadencia repetitiva del día a día, suelen llegar a convertirse en algo rutinario, perdiendo su valor. El desayuno, por tratarse de la primera comida del día puede convertirse en una rutina alimentaria por prisa, falta de apetito o porque carece de atractivo. Así pues, Tryp ha decidido recuperar para sus clientes el verdadero valor de un buen desayuno. Un nuevo concepto Desayunos Tryp, Sencillos Placeres hace que un buen café se convierta en un momento de disfrute.
“Los espacios del hotel se convierten en un reclamo informativo. Una cuidada y atractiva selección de imágenes sugieren calidad, variedad y abundancia, provocando curiosidad y apetito. Ya en el buffet, el ambiente cálido y acogedor junto al trato cercano y amable del servicio animan a disfrutar de un buen desayuno. Todo aquello que nos acompaña cada mañana, en los Desayunos Tryp se convierte en protagonista, envuelto de una intensa atmósfera sensorial de la que participan nuestros clientes: la variedad de colores, formas, texturas, la estudiada disposición de los alimentos y bebidas, su cuidada presentación y apetitoso aspecto”.
De este modo, los objetivos marcados en este momento de consumo pasan por: crear sensaciones desde el primer momento; lograr la satisfacción del cliente a través de estímulos y una mejor y estudiada disposición de los alimentos; y añadir valor al desayuno, mediante calidad, variedad y abundancia. Para este apartado se han creado dos manuales titulados “Business” el más completo y “Limited” para los establecimientos que requieren de un surtido más limitado.
Bar Snack
“Bar Snack Tryp, Apetece, nace de la necesidad de reformar la oferta de cocina de los tradicionales restaurantes de los hoteles, adecuándola a los hábitos y gustos diversos de nuestros clientes”, sigue explicando Gómez.
Esto se ha desarrollado con una amplia carta de variadas comidas de carácter internacional, donde se pueden comer unos entrantes para compartir, ensaladas, sándwiches, deliciosas hamburguesas o suculentos platos. En base a los conceptos de fresco sano y natural, se ha desarrollado los platos atendiendo a la necesidad de buscar un concepto más informal, rápido, económico y sabroso en presentaciones apetitosas y con una carta muy visual.
“Esta filosofía es la que nos ha llevado a realizar un modelo de ‘carta viva’ en la que se podrán sustituir o añadir platos por temporada o estrategia”.
Otro punto es el conocido como ‘Una pausa’ (relativo a los coffee breaks), donde Tryp Hoteles ha evolucionado este momento con un concepto original, sencillo y estético en un espacio confortable. “Los asistentes podrán disfrutar de un descanso al tiempo que reconstituyen el cuerpo y la mente con una oferta cargada de energía, presentándola de forma espectacular. Convirtiendo ‘Una pausa’ en algo diferente, una grata experiencia”, expone Gómez. “Los objetivos que perseguimos con esta oferta, continúa, es transmitir energía, originalidad y sorpresa con el fin de reforzar la imagen de marca. Llamar la atención del cliente través de una original puesta en escena basada en la espectacularidad, disposición y limpieza de la oferta”.
Aparte, con la experiencia de 30 años en este servicio, la cadena da un paso más, diseñando unos menús para cada uno de los eventos, que los clientes encargan, con platos renovados, acordes a las tendencias actuales del mercado y presentaciones originales, respetando los sabores tradicionales. Diferenciando el fin ultimo del evento y conscientes de la importancia que supone una buena alimentación, se han estandarizado los siguientes menús para que al cliente le resulte más fácil y cómoda su elección: Cóctel; Menús Empresas; Menús Banquetes; Menús Deportistas; Menús Vegetarianos; y Menús Infantiles.
Diferencia con los clásicos buffets

“Tryp Hoteles ha evolucionado el concepto de buffet tradicional, para ofrecer un servicio más acorde con las exigencias del mercado. Para ello se ha trabajado sobre la percepción que nuestros clientes tenían, generando sensaciones desde el primer momento, a través de estímulos visuales, basados en composiciones originales, formas y colores que crean sensaciones de armonía y limpieza”, explica Gómez.
De este modo, se han sustituido los grandes recipientes donde se exponía la comida, por presentaciones individuales donde los platos se componen equilibradamente con todos sus ingredientes. A través de la rueda de menú los clientes podrán disfrutar de una gran variedad de platos durante la semana, con diferentes elaboraciones, alimentos frescos, sanos y naturales, realizados diariamente.
“El cliente percibe una atractiva presentación y estudiada disposición de los platos sobre el buffet y al mismo tiempo de forma operativa nos permite hacer una fácil y rápida reposición de los mismos”, concluye Valentín Gómez.