Los premios Hot Concept regresaron para animar a una restauración en tiempos de crisis

Esta ha sido su octava convocatoria y, como en las anteriores, no defraudaron a los asistentes.

Además, como sucediera el año anterior, la celebración de los premios mantuvo el formato que los enclavaba dentro de la comida del segundo día. Como siempre, la voz de la locutora Rosa Quintana, era la encargada de transportar a la concurrencia a lo largo de una ceremonia encaminada a ensalzar a la flor y la nata de la restauración patria. No podía ser de otro modo. Los premiados, cada cual en lo suyo, habían destacado a lo largo de 2010, a despecho de una situación económica en horas bajas. También como el año pasado, la entrega de los premios se desarrolló en dos partes: antes de la comida y los tres últimos ya con el café en la mano.

Tras un vídeo de presentación de los galardones que en algún momento llegó a recordar el estilo de Tim Burton, el primer galardón de la tarde fue el que reconoce la categoría de Restauración Servicio Rápido. En esta ocasión, la firma premiada fue una de las principales representantes del sector: Burger King, la multinacional norteamericana especializada en hamburguesas. La personas encargadas de recoger el premio fueron Mar Romero, directora de recursos Humanos de la marca, acompañada de Carlos de la Fuente, director financiero. Ambos recogían la escultura que les acreditaba como vencedores, de manos de Octavio Llamas, director general de Autogrill y también presidente del jurado de los Hot Concepts.

Dentro de la categoría destinada a reconocer al mejor concepto de restauración tipo Casual, el premio recayó en esta convocatoria en la firma Udon. Así veía reconocida su marcha esta marca, especializada en noodles, que también ha realizado ya su desembarco en Madrid. Recogían el premio Jordi Vidal y Jordi Pascual, socios fundadores de la compañía. Se lo entregaba Antonio Llorens, presidente de Restaurama.

El último premio entregado antes de que los comensales degustasen la comida, ofrecida por Grupo Husa, fue el perteneciente a la categoría de Fine Dining, que reconoce a un concepto de restauración de alta gama. La presente edición tenía nombre propio: Aponiente. El alma mater del restaurante, el prestigioso chef Ángel León, veía así cómo su andadura en los fogones y su dedicación a los productos del mar no pasaban desapercibidas. Recogía el premio Isabel Aires, responsable de comunicación de Aponiente, de las manos de Bernardo Rodilla, vicepresidente de la Fehr y presidente de Fehrcarem.

Después de la comida
Una vez que los asistentes hubieron terminado de comer, se reanudó la ceremonia de entrega de los Hot Concepts, dando paso al siguiente galardonado, que resultó ser el vencedor dentro de la categoría dedicada a los conceptos más jóvenes. El Hot Junior recaía en Taberna Arzábal: un local que, creado en 2009, ha supuesto la vuelta a una cocina de mercado, tradicional, renovada y para todo tipo de bolsillos. Recogieron el premio sus fundadores, Iván Morales y Álvaro Castellanos; se lo entregó Tomás Gutiérrez, presidente de La Viña.

Con estos cuatro premios entregados, ya sólo restaba conocer a los vencedores de las categorías de Hot Senior y Restauración Colectiva. El acto de entrega de los Hot, se aproximaba al final un año más.

Así, la recompensa a una trayectoria, o lo que es lo mismo, el Hot Senior, era para el Grupo Arturo Cantoblanco, por todo su recorrido dentro del marco de la restauración española. Arturo Fernández, presidente del grupo, recogía el premio. Se lo entregaba Jesús Gatell, presidente de la Comisión de Turismo de la Cámara de Comercio de Madrid.

El último Hot Concept en ser entregado fue el destinado a premiar al concepto más destacado en 2010 dentro del segmento de la restauración colectiva. El premio fue para Grup Serhs, formado por 60 empresas, estructurada en seis divisiones de negocio (distribución y logística de productos perecederos y no perecederos; turismo y viajes; hoteles; gestión y producción alimenticia; proyectos y equipamientos; servicios y nuevas tecnologías). Recogió el premio el presidente del grupo, Raimon Bagó i Mons, al que se lo hacía entrega Fernando Sánchez Olavaria, presidente de FEADRS.

De este modo, tomaba la palabra Miguel de Haro, presidente del Grupo Ediciones y Estudios, encargado de casi clausurar el evento, un año más. ¿Casi? Sí. Después de Miguel de Haro, volvía a tomar la palabra Arturo Fernández, en esta ocasión no como premiado, ni como presidente de Grupo Arturo Cantoblanco, sino como presidente de la CEIM, que clausuraba el evento, dedicando unas palabras a los empresarios madrileños del segmento de la hostelería. Tras la foto de familia, los Hot Concepts decían adiós hasta el año que viene. J