Madrid Fusión abre las puertas de las cocinas del Palacio Real

La capital conserva, desde el siglo XIX, la cocina real amueblada y también toda la documentación (Archivo General de Palacio) que permite reproducen fielmente cómo se cocinaba y quiénes eran los artífices de esos platos, ahora parte de la cultura gastronómica nacional.

La visita a las cocinas del Palacio Real de Madrid –donde se pueden ver moldes de repostería, recipientes de cobre como sartenes y cacerolas, calienta platos, morteros, pilas para lavar y escurrir verdura, fogones, asador para piezas enteras…- ha sido una iniciativa que el Gastrofestival 2013 ha podido llevar a cabo gracias a la colaboración de Patrimonio Nacional con el programa de visitas guiadas oficiales del ayuntamiento de Madrid. Para participar en esas visitas, que serán gratuitas, es necesario inscribirse previamente en el Centro de Turismo de la Casa de la Panadería.

Según fuentes de Patrimonio Nacional, la última vez que las dependencias de la cocina del Palacio Real estuvieron a pleno rendimiento fue durante la boda de los actuales Príncipes de Asturias y herederos de la Corona. Desde entonces, se han usado para ocasiones muy puntuales como para ofrecer recepciones a jefes de Estado.

Además de las cocinas del Palacio Real, el Museo del Prado también participa por primera vez en el Gastrofestival y lo hace con un itinerario didáctico llamado “Banquetes artísticos” que hará hasta el 31 de enero (los miércoles a las 11 horas y los jueves a las 17 horas) y con una conferencia a cargo del cocinero Darío Barrio (27 de enero).

La participación del Museo del Prado se suma a la de las principales pinacotecas de la ciudad, 10 en total, entre las que se encuentran el Museo Thyssen-Bornemisza, el Museo Sorolla, el Museo del Romanticismo o la Real Academia de Bellas Artes de San fernando, y casi una decena de galerías de arte.

Otra de las novedades de este Gastrofestival 2013 son los “Menús by Elle”, que reúnen a restaurantes de diseño con menús cuyos precios rondan los 30 euros.

También se incorporan en la programación “Nuestras barras favoritas con un Rioja”, que incluye una tapa y copa por seis euros, una “Ruta Golosa”, en la que las mejores pastelerías de la ciudad ofrecen descuentos y una “Ruta del Café de Colombia”, en la que los establecimientos proponen cócteles, desayunos, meriendas o charlas que tienen como protagonista a esta bebida, toda una tradición en nuestro país.

Gastrosalud cuenta también con una primicia. Gracias a un convenio entre la Fundación Española del Corazón y Madrid Fusión, los restaurantes participantes que lo han solicitado indican en sus menús aquellos platos que son cardiovasculares.