Mahou San Miguel tendrá envases 100% RPET

Solan de Cabras
Mahou San Miguel también se compromete a impulsar proyectos que den una segunda vida a todos sus envases.

La Unidad de Negocio de Aguas de Mahou San Miguel acaba de establecer sus compromisos en materia de sostenibilidad en una nueva hoja de ruta a seis años.

Este nuevo documento declina el marco estratégico global “Somos 2020”, que la cervecera lanzó en 2018 a fin de convertirse en un referente activo del sector del Gran Consumo en Sostenibilidad.

Este nuevo plan de acción se adecua a las necesidades y formatos del sector de aguas minerales, en el que la compañía pone el foco en la transición hacia un modelo más alineado con la economía circular.

En este sentido, la compañía establece su compromiso de que en 2025 todos sus envases cuenten con un 100% de RPET (PET reciclado) y que sean totalmente reciclables. Un objetivo en el que Mahou San Miguel ha logrado avances, especialmente con la marca Solán de Cabras, que cuenta ya con un 50% de este material reciclado en todos sus envases que son, además, totalmente reciclables.

Por otro lado, la firma también se compromete a impulsar proyectos que den una segunda vida a todos sus envases para alcanzar cero residuos sólidos en vertederos. De forma paralela, se encuentra inmersa en un programa de optimización del gramaje de sus envases con el que ha reducido 886 toneladas de sus emisiones de CO2 en los últimos dos años.

Jesús Núñez, director general de la Unidad de Negocio de Aguas de Mahou San Miguel, explica que “la sostenibilidad siempre ha sido un pilar estratégico de nuestro negocio y ha guiado todos los pasos que hemos dado como compañía”.

Por ello, afirma que han querido “dar un paso más con la formulación de estos compromisos, que serán la hoja de ruta para los próximos años en nuestro negocio de agua mineral”.

Reducción del consumo energético

En este contexto, preservación del entorno es otro de los ejes de actuación de la Unidad de Negocio de Aguas de la cervecera de cara a 2025.

Así, la compañía impulsará proyectos para proteger los parajes naturales de sus cuatro manantiales, en Beteta y Fuente del Arca (Cuenca), Los Villares (Jaén) y La Orotava (Santa Cruz de Tenerife), garantizando la calidad y sostenibilidad de los acuíferos.

Este objetivo continúa la línea de trabajo que la compañía lleva desarrollando junto a partners como WWF, con quien cada año lanza entre sus clientes de hostelería una campaña de prevención de incendios.

El ámbito de la energía también tiene cabida en los Compromisos 2025 de la marca, que tiene como meta adquirir el 100% de energía eléctrica verde y reducir un 8% su consumo total de energía en todas las instalaciones vinculadas a este ámbito de su negocio.

Asimismo, la compañía también se compromete a contar con una flota totalmente sostenible en 2025 y a reducir sus emisiones de Co2 de cara a 2025.