Makro pide abrir sus tiendas al público final durante la crisis del Covid-19

Makro ha solicitado a las autoridades la posibilidad de abrir sus establecimientos al consumidor final, temporalmente y de manera excepcional durante la crisis del Covid-19, para ayudar a garantizar el abastecimiento y poner a disposición de la sociedad sus espacios y su surtido de productos de alimentación.

Esta medida ya ha sido aprobada y recibida con gran entusiasmo en países como Portugal, Austria o Países Bajos, donde Makro ya ha abierto las puertas de varios establecimientos al público final.

En España, la compañía cuenta con 37 centros distribuidos por todo el territorio nacional que, de forma habitual, se dedican principalmente a la venta a profesionales de hostelería, sector que en estos momentos se ve gravemente afectado por el cierre de los establecimientos y el decreto del estado de alarma en el país. Así, la amplitud y las grandes dimensiones de los puntos de venta de Makro, proporcionan un espacio seguro donde garantizar el control del aforo y la distancia de seguridad, así como la reducción del tiempo de espera y las colas generadas a la hora de realizar las compras durante el periodo de confinamiento.

De esta forma, Makro pondría a disposición de la sociedad general un amplio surtido de productos de alimentación. Esta variedad ayudaría a satisfacer las demandas de los consumidores y reducir el número de compras, dado que los formatos están adaptados para profesionales y cuentan con mayor capacidad que los habitualmente comercializados para público final.