Marea Alta, lo último de Enrique Valentí en Barcelona

2016114_mareaaltaMarea Alta es el nuevo reto del empresario restaurador Enrique Valentí en la ciudad de Barcelona. Este cocinero madrileño afincado en Cataluña se propone recuperar un espacio insólito de la ciudad, las plantas superiores del Edificio Colón, en Drassanes, cuyo valor diferencial son las vistas inigualables de Barcelona, que por primera vez se ponen a disposición de autóctonos y visitantes.

El proyecto cuenta con una superficie de 1.000 metros cuadrados, divididos en tres plantas: en la 24 se ubica el restaurante Marea Alta, enteramente consagrado a la cocina del pescado. En la planta 23 se encuentra la coctelería Marea Baja, y en la planta 25 se localizan las cocinas y equipamientos que dan servicio a las dos plantas de abajo.

El Edificio Colón, construido en 1971 y con 110 metros de altura, aspira con este proyecto a convertirse en una referencia de ocio y gastronomía de la ciudad, tanto por lo singular de su propuesta culinaria como por la panorámica de 360 grados que ofrece y que por fin se abre al público.

Marea Alta es un proyecto personal de Valentí que después de haber conceptuado espacios monotemáticos dedicados a la carne, a las aves y a las tapas de calidad donde actualmente lidera el restaurante BarBas situado en Rambla Catalunya 7, se embarca en el maravillosos mundo del pescado y en su forma de verlo, para ello cuenta con expertos colaboradores que se encargan de buscar las mejores piezas en su lugar de origen: el rodaballo de Guetaria, la merluza y la palometa roda del Puerto de Cudillero en Asturias, el marisco y los crustáceos de la lonja gallega de Vigo y la Coruña, la gamba roja de Palamós, el cabracho de Cap Roig, el rubio y las espardeñas del litoral catalán… Marea Baja, coctelería y sangrias’ bar -ubicada en la planta 23- dispone de terraza y está abierta no sólo a los clientes del restaurante, sino también a quienes quieran tomar una copa o algún finger food mientras disfrutan de las vistas.

1 COMENTARIO