Milán recupera su Bar Camparino

El Camparino, históricamente conocido como el bar de la marca Campari que popularizó el aperitivo como parte de nuestras vidas, ha sabido jugar exitosamente con este concepto y ha conseguido que esta tradición consiga una gran popularidad tanto a nivel nacional como internacional.

Ugo Néspolo, maestro pintor y escultor, ha reinterpretado con extraordinaria modernidad el Camparino manteniendo su tradicional seña de identidad.

Más de una década después de que El Camparino apagara las luces de su emblemático letrero, éste volverá a ser un lugar donde los visitantes podrán vivir la verdadera experiecia Campari, una “inmersión total” en un mundo donde el futuro se da la mano con las tradiciones que han hecho del Camparino un icono mundial. Un lugar donde la gente podrá reunirse e intercambiar ideas, y que será epicentro de la próxima Exposición Universal de 2015.