Mitchells & Butlers se queda con los locales de Whitbread

El grupo Mitchells & Butlers y la empresa de capital privado GI Partners parecían ser los favoritos para hacerse con el control de los locales puestos a la venta por Whitbread, pertenecientes a las marcas Brewers Fayre y Beefeater. Las suposiciones eran muchas. De acuerdo con algunos medios británicos, la puja por estos locales podría haber alcanzado los 500 millones de libras (730 millones de euros), lo que habría dejado a Robert Tchenguiz, propietario de Laurel Pub Company fuera de liza. Según las mismas fuentes, otro de los interesados, y que también podrían haber quedado descartado sería Punch Taverns, a quien GI Partners ya compró 290 pubs recientemente. Al final, algo había de cierto en esas especulaciones: Mitchells & Butlers se convertía en el nuevo propietario de los 239 locales que Whitbread había puesto a la venta. No obstante, los detalles de la operación han diferido un poco de los rumores. Al final, Mitchells & Butlers ha abonado la cantidad de 497 millones de libras (725,62 millones de euros) a Whitbread; algo menos de lo esperado.