Molino Real

Para ello cuentan con sus propias cocinas integradas y una sala con show cooking. El coste de la puesta a punto de las instalaciones ha ascendido a cuarenta millones de euros. Los cuatro molinos, ubicados a escasos kilómetros de Valencia, son independientes y están comunicados entre sí. Respetan el entorno e integran además unos jardines de 20.000 metros cuadrados surcados por acequias de origen árabe, que nos trasladan a otras épocas. Del diseño interior se han encargado las diseñadoras Taruella & López, artífices, entre otros, de todos los restaurantes del Grupo Tragaluz.